Luego de diferentes versiones sobre la situación de la planta de Faiart Argentina SA, ex Porcelana Verbano de Capitán Bermúdez, Juan Domingo Moreira, secretario general del Sindicato de Ceramistas descartó la venta de la fábrica. Mientras tanto, hay preocupación sobre las posibles medidas del gobierno nacional en miras a reabrir las importaciones y permitir que ingresen mercaderías de todo el mundo.

Luego de diferentes versiones sobre la situación de la planta de Faiart Argentina SA, ex Porcelana Verbano de Capitán Bermúdez, Juan Domingo Moreira, secretario general del Sindicato de Ceramistas, en diálogo con Síntesis, descartó la venta de la fábrica.

“Verbano no corre riesgo para nada, no está en venta” dijo Moreira y añadió: “el año pasado se sacó un 55% de aumento de paritarias y este año vamos a tratar de equiparar con el resto de las cámaras de nuestra industria el sueldo básico, porque en las demás es de 15 mil y en Verbanode 14 y la queremos llevar a 15, más el aumento”.

“Es triste que salgan estas noticias sin fundamento, porque se arma una repercusión entre la gente que no se puede parar.Son 120 trabajadores, obviamente hay un parate normal en esta época, lo que se venden son terrenos linderos a la fábrica, nada que tenga que ver con lo productivo”, dijo el dirigente gremial.

Temor a las importaciones

Mientras tanto, desde Ceramistas, Moreira manifestó la preocupación sobre las posibles medidas del gobierno nacional en miras a reabrir las importaciones y permitir que ingresen mercaderías de todo el mundo, a un mejor costo que las que se producen en Argentina, yendo directamente contra la industria nacional.

“Las nuevas medidas del gobierno nacional podrían perjudicar mucho a Verbano, a las empresa de ladrillo no, a esas las perjudica el parate de las construcciones de viviendas y obras, pero a Verbano lo perjudica lo de afuera” dijo Moreira y comentó: “pero gracias a Dios entró en licencia no automática, supuestamente el gobierno va a consultar con la empresa y el mercado interno cuánto puede entrar desde China o no, pero eso esperemos que se pueda respetar. En el gobierno anterior se hizo eso con China y se le puso impuesto a la industria china para que se pueda controlar la importación, pero ahora estamos todos en la incertidumbre total. Ante cualquier libertad de las importaciones, tenemos dos fábricas de porcelana en el país e inmediatamente las tendríamos cerradas”.

“Estamos preocupados por el tema de las importaciones, porque si entran platos o elementos de porcelana de afuera, la fábrica se va a pique enseguida, porque acá se hacen productos de calidad y productos caros, que es imposible que puedan competir con los productos chinos, ellos tienen a los presos haciendo porcelana y jamás vamos a poder competir con esa mano de obra regalada” dijo el gremialista y concluyó: “tenemos riesgo con este gobierno de que no nos pueda garantizar que no vengan mercaderías de otro lado”.

Solución

Por su parte, el gremio de ceramistas cuenta con una buena noticia, ya que se solucionó el conflicto de la cerámica ubicada en el límite entre Granadero Baigorria y Rosario, donde por una pelea societaria habían quedado los trabajadores sin percibir el salario y suspendieron sus tareas por la falta de pago.

Ahora volvieron a trabajar y se logró hacer respetar el convenio y regularizar los recibos de sueldo y liquidaciones. Allí se hacen ladrillos refractarios.

Fuente: En Foco XXI – Diario Síntesis

(Visited 110 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here