Los aumentos de precios tienen como etapa anterior un aumento en los costos. Los comercios de la ciudad de Venado Tuerto reflejan los efectos de las variaciones en las políticas económicas. La caída del consumo es una desembocadura inevitable a la disminución del poder adquisitivo de los salarios acompañado por una tasa de inflación creciente. El segundo semestre, en el que las proyecciones suponen un reacomodamiento, es un futuro demasiado lejano. La crisis impacta hoy y de forma demasiado contundente.

“La situación no es la que quisiéramos estar pasando, pero es lo que nos toca. Nos encontramos ante un alza en los costos operativos, como también una baja en las ventas que se ha reiterado en estos meses. Cuando juntas las dos cosas, el resultado no es bueno. Nos preocupan los futuros aumentos que van a llegar, como la energía. La verdad que el panorama del comercio no es de lo mejor, esperemos que esto se pueda superar, pero hay costos que van a incidir muchísimo en el funcionamiento de un comercio llevándonos a las cifras que anuncio Came, el 80% de los empleados están en los pequeños y medianos comerciantes. La crisis la padecen todos, pero el que más la siente es el pequeño y el mediano. Si cierra un negocio no es solo el propietario el que queda sin trabajo, sino también los trabajadores”, comenta Luis Pagnoni, presidente del Centro Comercial e Industrial de Venado Tuerto. Situación actual del comercio.

Si bien no existe un registro de los precios promedios de los años anteriores para realizar una comparación, la baja es notoria y queda en evidencia en los comentarios entre comerciantes, proveedores y consumidores. El Observatorio que tiene el Centro Comercial trabaja en el desarrollo de una herramienta estadística que permita dar cuenta de la secuencia de esos vectores.

“Estas son las cosas que tenemos que incorporar en nuestro Observatorio. En este momento no tenemos esos números, pero si sabemos a partir de los datos de los proveedores que nos van comentando qué pasa con los negocios. A veces te encontrás con negocios a los que sabíamos ir y ahora cerraron”, agrega el representante comercial.

Los comercios del centro de la ciudad empiezan a vaciarse. Cada vez son más los locales deshabitados. Los precios del alquiler sumados a la situación económica de caída del consumo hacen muy difícil el sostenimiento de los espacios: “ahí entra a jugar el valor del alquiler que es mucho y el propietario no puede pagarlos. Entonces tiene que buscar alternativas alejándose del centro. Pero cuesta mucho. Vamos a ser sinceros, acá tenemos un sistema impositivo que es asfixiante sobretodo para el pequeño y mediano. Se juntan muchas cosas, la parte política va a tener que decidirse y ver qué hacer con esa reforma impositiva que hizo en los ’90 Cavallo que no nos lleva a ningún lugar positivo”.

El compromiso político no suele reproducirse siempre en medidas efectivas que pongan freno o den respuestas a las demandas realizadas. Hasta ahora, en relación al tema de las tarifas eléctricas, las medidas estuvieron dirigidas a compensar a las industrias y grandes actores pero nada para los consumidores y pequeños comerciantes.

“Nosotros hemos manifestado la problemática del sector ante el aumento. Se lo hicimos saber al gobernador y a la presidencia de la Nación. Nos reunimos con los legisladores para comentarles el problema. También le trasladamos esto a María de los Ángeles Sacnun que nos vino a visitar. Nos queda poder hablarlo con Spinozzi, que todavía no nos ha respondido la reunión que le pedimos en febrero. Yo creo que pasa por que la Provincia y la Nación tienen que hacerse cargo”, concluye Pagnoni.

Fuente: En Foco XXI – Pueblo Regional

(Visited 14 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here