En la cristalería de Cañada de Gómez recuperada por sus trabajadores, el costo del gas natural, insumo básico para la producción, saltó de 44 mil a casi 300 mil pesos. “Nos queríamos morir, sabíamos que iba a haber un aumento fuerte, especulábamos que podía irse hasta 150 mil, 160 mil, exagerando 180 mil. Para nosotros es un robo. Y lo triste es que nos informan que esto es parcial, que el incremento es mayor”.

En la cristalería de Cañada de Gómez recuperada por sus trabajadores, el costo del gas natural, insumo básico para la producción, saltó de 44 mil a casi 300 mil pesos.

“No entiendo a dónde nos quiere llevar este gobierno”, reflexiona Omar Pelli, secretario de la cooperativa de trabajo Vitrofin, que recuperó la cristalería de Cañada de Gómez en 2004 y desde entonces transitó diversos avatares, pero ninguno tan preocupante como el actual: el costo del gas, insumo clave para la producción en la planta cañadense, les aumentó de 44 mil a casi 300 mil pesos. Sí, está bien escrito: de 44 mil “a 293.112 pesos”, precisa Pelli.

“Nos queríamos morir, sabíamos que iba a haber un aumento fuerte, especulábamos que podía irse hasta 150 mil, 160 mil, exagerando 180 mil. Para nosotros es un robo. Y lo triste es que nos informan que esto es parcial, que el incremento es mayor. No entiendo qué pyme o comercio va a soportar esto, no entiendo a dónde nos quiere llevar este gobierno”, relata y lamenta el cooperativista cañadense, que describió la situación al programa de radio Poné la pava (FM 88.9 Gran Rosario, lunes a viernes de 7 a 9).

Pelli también planteó el desesperante panorama ante autoridades provinciales en un par de ocasiones, siempre acompañado por dirigentes de la Federación Actra (Autogestión, Cooperativismo, Trabajo) de la que Vitrofin forma parte. La última, el miércoles 11 en la parrilla Lo Mejor del Centro, también empresa recuperada por sus trabajadores. Allí convergieron distintas expresiones de la autogestión convocadas por el diputado provincial socialista Joaquín Blanco, quien impulsa un proyecto de ley de apoyo al sector. Asistieron las recuperadas de Actra, las agrupadas en Fecootra (Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina) y varias otras. En todas, se asiste con expectativa a un nuevo impulso en los vínculos con el Estado provincial. Muestra de ello fue el acompañamiento a Blando de funcionarios de los ministerios de Producción y de Trabajo, áreas fundamentales para apuntalar los procesos de autogestión de la provincia.

Acceso a líneas de créditos, asistencia técnica y acompañamiento, preferencia como proveedores del Estado y tratamiento fiscal preferencial de carácter temporal y diferenciado según el impacto en el mantenimiento y generación de puestos de trabajo, son algunos beneficios que la iniciativa de Blanco establece para las empresas recuperadas, a las que no le vendrían nada mal medidas de ese tipo. Más en tiempos como el que toca sufrir a los obreros de Vitrofin, que además del tarifazo del gas padecen otros problemas: uno, propio de cualquier actividad industrial, que tiene que ver con los desperfectos que se registraron en un horno de la planta y que no son baratos de reparar; el otro, como lo del gas, propio de la política económica nacional, que es la caída en las ventas por la apertura de las importaciones en el rubro de los cristales.

Con todo, en Vitrofin no dejan de señalar que la mano viene complicada para muchos: “Acá en Cañada de Gómez es muy fuerte la industria del mueble, la madera. En ese rubro dejaron de vender y producir un 60 por ciento; y ya hay varias empresas que empezaron a pedir suspensión, achicamiento de horas de trabajo”, describe Pelli. “Yo quiero saber dónde va a terminar todo esto”, se pregunta.

Fuente: En Foco XXI – El Eslabón

(Visited 45 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here