Sobre todo en las Pymes de los sectores más afectados, como autopartes y carrocería, muebles y línea blanca. Algunos casos generan alarma, como la suba de 980 %en escritorios, 715 %en bajo mesadas, 130 %en refrigeradores y congeladores, entre otros ítems.

El Ministerio de la Producción de Santa Fe relevó que las compras al mundo de autos, tractores y otros vehículos, más sus partes y accesorios, se incrementaron un 20,11 %en los primeros cuatro meses, con respecto al mismo período de 2015.

Adrián Saldivia, carrocero, sumó entre los ingredientes que agravan el escenario a la crisis en Brasil y ejemplificó que hasta diciembre producían de 20 a 22 unidades mensuales, y desde enero bajaron a 13 ó 14. “Ya dimos las vacaciones del año que viene por adelantado. Tenemos una baja muy grande y estamos trabajando a perdida para no cerrar”, dijo.

Además, en el primer cuatrimestre ingresaron artículos de la línea blanca (refrigeradores, congeladores y lavarropas) por 12,3 millones de dólares, un 10,25 %más que el mismo lapso de 2015 (con 11,16 millones).

“Es un año complicado porque además se está cayendo un 20 ó 25% del mercado”, aseguró Roberto Lenzi, titular de la firma Briket, dentro de la cámara de empresas de la línea blanca.

La mueblería muestra un escenario similar: suba de importaciones de 9,96 % en el primer trimestre de 2016. Ingresaron al país productos por 8,55 millones de dólares frente a los 7,78 millones de igual período del año pasado.

José María Díaz, de la Cámara del Mueble, aseguró que el 99% del sector son Pymes y analizó: “La combinación de la recesión y la importación es letal para nosotros”. “Vamos resistiendo como podemos”, dijo y reconoció que se recortaron “horas extras, premios, y otros beneficios; y hay algunos despidos y suspensiones, pero es lo último que queremos hacer”.

Fuente: En Foco XXI – Rosario3.com

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here