La Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) difundió los datos recogidos durante este primer semestre de 2016 y sus resultados no fueron los más deseados, pues tuvo un “claro retroceso interanual” a razón de una “menor demanda interna” y la suba de los “costos productivos”, de acuerdo a lo señalado.

Según la entidad, la caída de la actividad manufacturera en la primera mitad del año obedece a diversos aspectos, como “la menor demanda interna de productos finales asociados al consumo masivo y la caída de la actividad en la construcción”.

También influyeron el retroceso de las exportaciones, especialmente aquellas destinadas a Brasil, pero también a otros mercados internacionales, la crisis hídrica regional, los crecientes costos productivos y “el comportamiento de ciertas importaciones”, de acuerdo con el reporte.

Fisfe puntualizó que mostraron “claros retrocesos interanuales de producción” la industria láctea (-17,5 por ciento), la faena bovina y aviar (-6,2 por ciento y -11,2 por ciento respectivamente), el complejo siderúrgico (-19,1 por ciento) y diversas ramas del complejo metalmecánico y de bienes de capital (-3,8 por ciento).

También retrocedió la industria autopartista-automotriz, la fabricación de calzado, muebles, y textil e indumentaria.

“En este contexto resulta esencial recuperar el sendero de crecimiento sobre la base de una política económica e industrial activa e integral, especialmente orientada a la promoción de las pequeñas y medianas industrias con el objeto de potenciar la matriz productiva, comercial y social”, enfatizó la entidad empresaria.

Finalmente, se evaluó que el empleo privado registrado en la industria manufacturera en la provincia de Santa Fe reflejó “niveles levemente descendentes aunque ubicados en un mismo rango respecto a los registros promedios de 2015″.

Fuente: En Foco XXI – SL24

(Visited 7 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here