El premio a la innovación en tecnología agropecuaria, entregado por el Centro Internacional de Innovación en Tecnología Agropecuaria (CITA), reconoció el diseño y creación de un prototipo de cosechadora integral desarrollado por especialistas del INTA. La entrega se realizó en el marco de la Exposición Rural de Palermo, en una ceremonia de la que participaron más de 600 personas, entre referentes del sector agropecuario y empresarios.
En la categoría Intensivos, el prototipo para la recolección mecánica y traslado de batatas, desarrollado por técnicos del Instituto de Ingeniería Rural (IIR) y del INTA Concepción del Uruguay –Entre Ríos–, recibió una mención especial.

Para Gerardo Masia, coordinador de investigación y desarrollo del IIR del INTA Castelar, “este premio es un reconocimiento importante para todo el equipo de trabajo y nos incentiva a seguir investigando y desarrollando dispositivos en esta línea”.

El prototipo para la recolección de batatas realiza varias funciones en una sola pasada: extrae, traslada y limpia. “El funcionamiento es completamente mecánico y tiene la posibilidad de agregarle un accesorio hidráulico para ajustar la profundidad de trabajo”, señaló Masiá y explicó: “Este dispositivo no sólo recolecta las batatas de los camellones sino que, además, tiene un sistema de acarreo y uno que permite realizar una primera limpieza”.

Diseñado para emprendimientos familiares, la cosechadora posee además un contenedor, lo que permite cargarlas en un carro o embolsarlas para su tratamiento poscosecha.

De acuerdo con Oscar Pozzolo, director del INTA Concepción del Uruguay, “el hecho de presentar un desarrollo que es evaluado por expertos sobre sus bondades en el sistema productivo implica un desafío al grupo de trabajo, pero además, provoca una gran satisfacción ya que nos indica que vamos por el buen camino”.

El proyecto busca mejorar no solo aspectos económicos sino también reducir los esfuerzos de los agricultores dedicados a la producción hortícola. En este sentido, Pozzolo destacó la importancia de esta innovación: “El prototipo se originó para dar respuesta a las necesidades territoriales detectadas a partir del trabajo del Proyecto de Apoyo al Desarrollo Local de Santa Anita”, indicó y agregó: “La finalidad es humanizar el trabajo de los productores familiares hortícolas, mediante un equipo de bajo costo y completamente mecánico, que se puede replicar en casi cualquier pequeño taller metalúrgico”.

Las pruebas de campo determinaron que con el prototipo se logró una velocidad de avance en la recolección de dos kilómetros por hora, lo que significó una reducción considerable en los tiempos de cosecha. “Sin dudas, es una solución de bajo costo para pequeños productores que deben realizar el arrancado y transporte de las batatas a mano”, indicó Pozzolo y aseguró: “Su implementación mejorará la calidad de vida de los trabajadores rurales al aumentar los niveles de eficiencia de cosecha”.

El prototipo fue financiado por el INTA y la Mesa de Acuerdo Territorial del Programa de Agricultura Periurbana (Prodeal). “Para incentivar el desarrollo de pequeños emprendimientos locales, su construcción se realizó en el taller metalúrgico de Gastón Berardo, en la localidad entrerriana de Urdinarrain”, señaló Pozzolo.

Fuente: En Foco XXI – Infocampo

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here