El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica Rosario, Antonio Donello, advirtió que “se viene una escalada de despidos en pequeñas y medianas empresas del sector en la región”. La respuesta será el paro y movilización. “Tarifazos, caída de la producción y la ventas hacen insostenible el sector” complica cada vez más al sector industrial argentino y en particular a las fábricas establecidas en Rosario y la región, expresó el gremialista.

Desde la UOM Rosario señalaron que “si en dos meses no cambian las medidas económicas del gobierno nacional, se viene una escalada de despidos en las pymes del sector metalúrgico.

En ese sentido, Donello precisó que “muchas de estas empresas –entre 5 y 15– ya se han presentado en el Ministerio de Trabajo declarándose en crisis”. El paso posterior “pueden ser los despidos”, alertó el dirigente.

Para el gremialista, la ratificación de ciertas medidas tomadas por el gobierno nacional –“Tarifazos, caída de la producción y la ventas hacen insostenible el sector”– complica cada vez más al sector industrial argentino y en particular a las fábricas establecidas en Rosario y la región.

Donello explicó que “por lo menos hay mil suspensiones en el sector, 820 en la línea blanca y muchas otras en empresas chicas”. Y agregó: “Si este gobierno no corrige las medidas que tomó, como las importaciones, el tarifazo o la pérdida del poder adquisitivo, la vamos a pasar mal. Cada vez estamos más cerca de hacer paro o una movilización”.

Carroceras

Donello también pronosticó un panorama desalentador en las carroceras de Rosario y región. “Si no frenan las importaciones se cae el empleo”, anunció. En ese sector hay 1.500 empleos directos y otros tantos indirectos. “Viene en caída libre la producción local luego de la apertura de importaciones. Traen todo de Brasil”, apuntó el titular de la UOM Rosario.

Acindar eliminó uno de los tres turnos en su planta de Rosario

La planta de la siderúrgica Acindar en Rosario redujo este lunes 1° de agosto, por la caída de la producción que afecta al sector, pero sin suspensiones ni despidos.

Ocurre que Acindar negoció unos 15 retiros voluntarios dentro de su plantilla de personal y reacomodó al personal sobrante en los otros dos turnos que siguen operando normalmente.  Con una plantilla cercana a los 200 trabajadores, desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Seccional Rosario salieron a denunciar “despidos encubiertos”.

Acindar provee a la industria de la construcción y también a la de las autopartes, dos rubros que están en la primera línea de fuego por la reducción de la demanda.

Fuente: En Foco XXI – Redacción Rosario – Punto Biz

(Visited 20 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here