Por las inundaciones en Santa Fe y Córdoba hay entre 400 y 500 tambos que paralizaron la producción, según reconocieron desde la industria lechera. En abril pasado, los 23 días seguidos de lluvias pegaron de lleno en la cuenca lechera de esas provincias, lo que ocasionó fuertes bajas en la producción del sector.

En Santa Fe se produce el 34,4% de la leche de todo el país, y en Córdoba esa proporción es del 32,8%. Mientras en la primera se encuentra el 42,6% de los tambos, la segunda posee un 31,1% de las unidades productivas.

Según el presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL), Miguel Paulón, “serían entre 400 y 500 tambos” los establecimientos que se cayeron del circuito productivo en medio de las contingencias climáticas. Agregó que la producción se recuperó levemente en junio pero la caída es de un 17 % en la comparación interanual.

De acuerdo con el directivo, esa merma “ha sido incidida más por la situación climática que por los precios del sector”. En rigor, consideró que la baja en el número de vacas puede no haber seguido la misma tendencia, porque probablemente fueron a producir a otro establecimiento.

En cuanto a los precios que cobran los tamberos, precisó que este mes podrían ubicarse en un valor similar al de julio. “Creo que va a ser una situación similar a la de julio, cuando se superaron los 4,20 pesos por litro”, apuntó Paulón.

Fuente: En Foco XXI – Radio Belgrano

 

(Visited 67 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here