La UCEL (Universidad del Centro Educativo Latinoamericano) y ASAGA (Asociación Argentina de Grasas y Aceites) inauguraron una planta piloto de aceites y grasas vegetales en la localidad de San Jerónimo Sud.

“La planta cuenta con la última tecnología y eso hace posible que se asemeje a cualquiera de las plantas que se asientan en este polo aceitero que tenemos en el Gran Rosario, a través del cual se exporta la mayor cantidad de aceites vegetales  y harinas proteicas al mundo”, dijeron desde ASAGA.

En las nuevas instalaciones se realizarán actividades de investigación y desarrollo, partiendo de ensayos de laboratorio y en escala planta piloto, destinados a  la extracción y procesamiento de aceites y grasas de origen vegetal. “Estas prácticas, a su vez, permitirán validar nuevos procesos y productos prototipo, que luego puedan aplicarse en la escala industrial, aportando beneficios de índole técnico-económica de gran impacto para la industria”, explicaron las autoridades de la Asociación.

El proyecto pretende ser el punto de partida para fortalecer el conocimiento de los futuros profesionales graduados en las Ciencias de la Tecnología Alimentaria, así como potenciar los emprendimientos de Investigación y Desarrollo (I+D).

En el corte de cintas estuvieron el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la provincia de Santa Fe, Eduardo Matozo; Pablo Martí, presidente de ASAGA; Daniel Coria, rector de UCEL y Héctor Autino, ex presidente de ASAGA  y uno de los principales mentores del proyecto.

“Con esta planta, UCEL asume claramente un rol clave de la institución universitaria: el de ser transformadora de la realidad de su entorno. Hoy en día, es imprescindible que la Universidad salga al medio y comparta con los actores sociales e institucionales las inquietudes, metas comunes y recursos humanos y materiales a los finales de llegar al planteo conjunto de soluciones concretas a problemas regionales que ningún actor puede resolver en soledad o sin la interdisciplinariedad que requiere la complejidad de nuestros tiempos. Esta Planta permitirá la complementariedad entre la Universidad y las empresas, para intentar dar solución a los problemas reales de nuestro medio”, destacó Coria.

Por su parte, Martí, en representación de ASAGA, aseguró: “Desde nuestra asociación vivimos a la planta como una extensión de nuestra misión, a través de la cual podremos profundizar nuestro compromiso con la innovación, la capacitación, la investigación. Estamos convencidos que este hito irá ir mucho más lejos de lo que hemos proyectado e inspirará a muchas más personas”.

La sinergia entre la Universidad, ASAGA y el sector privado, se traduce en 100 empresas donantes, más de 150 equipos donados y más de 20.000 horas rentadas y ad honorem trabajadas aplicadas a la gestión, diseño y puesta en marcha, indicaron desde ASAGA.

A su turno, Matozo destacó la importancia de la planta para la región. “Estos proyectos necesitan de líderes y tanto ASAGA como UCEL han demostrado esa capacidad para llevarlo adelante”, apuntó.

 

Fuente: En Foco XXI – Infocampo

(Visited 10 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here