El ministro de la Producción, Luis Contigiani, visitó Cañada de Gómez la sede de la Cámara de la Industria Maderera y Afines (Cima), para reunirse con industriales del sector, con la intendenta Stella Maris Clérici, el diputado provincial Miguel Solís (FPCyS) y otras autoridades locales.

Durante el encuentro, Contigiani adelantó los últimos datos del Observatorio de Importaciones, que refieren una suba en promedio del 38 por ciento en relación a 2015, del ingreso de muebles importados. Unas 239.281 unidades ingresaron entre enero y septiembre. El grueso de las importaciones viene de Brasil, Vietnam, China, Tailandia e Indonesia. Además, por parte de las empresas se advirtió que las ventas en 2016 cayeron un 30 por ciento comparado con el año anterior.

Para los operarios del sector, tomando sólo la referencia de las industrias de Cañada, la caída de horas trabajadas por esta situación significó una pérdida de masa salarial de 45 millones de pesos. En este sentido, la intendenta Clérici y su Secretario de Producción, Marcelo Cogno, dieron cuenta del fuerte impacto de esta situación en la actividad económica local.

“Somos una ciudad de 35 mil habitantes. Esta pérdida se ve reflejada en menos mozos y cocineros en los bares, menos pares de zapatos vendidos, menos pintura en las ferreterías, entre otras cosas. Son en promedio 3.500 pesos por mes que perdió cada laburante, que invertía en mejorar la casa, arreglar el auto, salir. Eso se perdió. La cadena del mueble es la economía regional más importante, hay 1.500 personas vinculadas directamente a la actividad, más unos 300 que trabajan en talleres que se tercerizaban partes, como vidrios o herrajes”, indicó Cogno.

“En esta situación, se desfinancian a los empresarios y no creo que más allá de fin de año puedan soportar sin que haya problemas de despidos”, dijo.

Fuente: En Foco XXI – La Capital

(Visited 124 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here