Un nuevo documento elaborado por el Ministerio de la Producción provincial y la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), en el marco del Observatorio de Importaciones, da cuenta de que aluvión de productos manufacturados fronteras afuera tiene su correlato también en los sectores de insumos industriales y ferretería.

Del informe, presentado este viernes en Rafaela, se desprenden algunos datos que sorprenden: por ejemplo, de enero a agosto ingresaron 232.892 unidades de esponjas de cobre, contra las 1.074 que entraron en el mismo período del año pasado, lo que da un aumento de la importación de un 21.584%.

Otro producto que se destaca son los changuitos de supermercado que llegan desde China, Alemania, Brasil, Japón, Estados Unidos, Italia, México y España. Mientras en 2015 ingresaron 496.786, este año van 749.428, lo que da un aumento del 51%. Esto perjudica a ciudades como Rafaela, Rosario, Santo Tomé y Esperanza, que es donde se fabrica este tipo de producto

 En el rubro insumos industriales hay otros casos que se destacan:

prensas hidráulicas: entraron 136 unidades contra las 31 del año pasado, lo que da un aumento del 339%.

colchones y sommiers: ingresaron 42.306 contra las 21.488 de 2015, lo que da un aumento del 97%.

engrasadoras neumáticas: llegaron 50.596 unidades contra las 18.670 de 2015, lo que da un aumento del 171%.

En cuanto a los artículos de ferretería, se destacan:

taladros de pecho: llegaron 21.821 contra las 7.751 del 2015, lo que da un aumento del 181%.

cortafrío: entraron 98.723 contra las 40.866 del 2015, lo que da una suba del 141%.

Importación de quesos también afecta a la industria santafesina

En Santa Fe, los quesos en general tuvieron de enero a septiembre de este año ingresos por algo más de dos millones de kilos, trepando 136 por ciento el total, en comparación con el conteo de hace un año atrás en el mismo período. En un detalle más pormenorizado, según el Ministerio de la Producción y el Observatorio de Importaciones, el queso crema incrementó sus ingresos en kilos más del 289 por ciento, mientras que el fundido trepó 92,1 puntos porcentuales llegando a superar los 1,2 millón de kilos.

Sin embargo, el caso más alarmante se circunscribe en los quesos azules. Una producción que tiene buena calidad en todo el territorio y las diferentes empresas radicadas en la provincia, registró de 1.347 kilos en nueve meses de 2015 a 6.785 kilos para la misma fase de este año, un aumento del 491 por ciento en total.

Fuente: En Foco XXI – Punto Biz – Castellanos

(Visited 14 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here