El Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina comenzará a regir en noviembre, en reemplazo del sistema de “Pago por Calidad”. Establecerá, además de una referencia de calidad tipo, parámetros para definir el valor de la leche cruda en base a sólidos, sanidad y bonificaciones.

La Subsecretaría de Lechería de la Nación implementará desde noviembre el Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina (SIGLeA), un mecanismo ideado para “modernizar el intercambio de información entre los actores de la Cadena Láctea” (productores, operadores y laboratorios) y los organismos públicos (Afip, Senasa, Agroindustria). El objetivo es unificar registros y transparentar la cadena comercial. Y para ello las autoridades se encuentran capacitando a los participantes del nuevo sistema.

Según una comunicación oficial, distribuida entre productores e industrias, el SIGLeA intentará “promover la inclusión de la totalidad de los tambos y las industrias del país”, por lo cual “incorporará las funciones del actual Sistema de Pago por Calidad, el cual cesará su funcionamiento a partir del mes de noviembre próximo, y permitirá generar la Liquidación Única, Mensual, Obligatoria, Universal y Electrónica para dar cumplimiento a lo establecido en la Resolución General Nº 3793/2015 de AFIP Régimen especial de emisión y almacenamiento electrónico de comprobantes originales-” .

Formación del precio

Diferenciándose de los porcentajes que tenía el Pago por Calidad, que apuntó a establecer una proporción de 95% para las condiciones de calidad y sanidad y sólo 5% para bonificaciones, el nuevo sistema propone que el precio total obtenido y facturado por la leche entregada “se conforme de modo que éstos parámetros guarden entre sí la relación de ochenta por ciento (80%) de ponderación mínima y de un máximo de veinte por ciento (20%) para bonificaciones comerciales u otras”.

A su vez, “es deseable que los atributos de calidad composicional e higiénico-sanitarios guarden entre sí la relación de un máximo de sesenta por ciento (60%) para los primeros y de un mínimo de cuarenta por ciento (40%) para los segundos”. En cuanto a las bonificaciones comerciales, “el operador deberá discriminar una bonificación destinada a ponderar la distancia del tambo al punto de entrega de leche para su clasificación / industrialización y otra bonificación destinada a ponderar el volumen de la leche entregada, con el objeto de transparentar la incidencia de estos factores”.

Acerca de cómo informar el precio

Tal como lo hacía el Pago por Calidad, este sistema también define cómo las industrias deberán informar con antelación a los productores sobre los parámetros que definen el precio: “por medio del SIGLeA deberán informar durante los primeros cinco días hábiles de cada mes el Sistema de Tipificación de Pago de la Leche Cruda (escalas de bonificaciones y penalizaciones por calidad composicional e higiénico-sanitarias y comerciales); los precios por Kg de grasa y proteínas (durante el mes en curso sólo podrán modificarse estos valores cuando los mismos mejoren a los informados); y las fechas y modalidad estimadas de pago”.

Se sumarán laboratorios

Una de las novedades que incorpora el SIGLeA es que permitirá a los operadores Pymes “habilitar laboratorios propios”, siempre y cuando se encuentren homologados en la Norma IRAM 301/2005, equivalente a la ISO 17025/2005, para “garantizar la representatividad y transparencia de los resultados analíticos”.

La fiscalización delos muestreos se definirán de la siguiente forma, según capacidad de recepción: “los operadores que reciban leche de más de veinte (20) productores o superen un volumen de leche recibido mayor a sesenta mil litros (60.000 l) diarios ponderados anualmente, deberán analizar, como mínimo: a) dos (2) muestras mensuales completas (Grasa Butirosa, Proteína, Recuento de Bacterias (UFC/ml), Crioscopía, Recuento de Células Somáticas (RCS/ml) y Presencia de Inhibidores); b) dos (2) muestras mensuales incompletas (Grasa Butirosa, Proteína, Recuento de Bacterias UFC/ml, Crioscopía)”.

Por su parte, “aquellos operadores pymes que reciban leche de hasta veinte (20) productores, y a su vez no superen un volumen de leche recibido mayor a sesenta mil litros (60.000 l) diarios ponderados anualmente, el número de muestras mensuales podrá ser de al menos una (1) completa”.

Si de los resultados obtenidos resultaren controversias entre las partes, se estableció un protocolo para resolución de las mismas.

Atributos de calidad

“Por primera vez, se establece a nivel nacional la Leche de Referencia”, adelantó el Ministerio en el comunicado difundido entre operadores y productores. Los parámetros definidos son los siguientes:

Contenido de Materia Grasa: 3,5 g/ 100 cm3.

Contenido de Proteínas: 3,3 g/100 cm3.

Recuento de Células Somáticas: menor o igual a 400.000 células/ cm3.

Recuento de Bacterias Totales: menor o igual a 100.000 unidades formadoras de colonias/ cm3.

Brucelosis: oficialmente libre

Tuberculosis: oficialmente libre

Índice Crioscópico: menor a – 0,512 º C

Temperatura en tambo: menor o igual a 4 º C

Residuos de inhibidores: negativo.

Fuente: En Foco XXI – Campo Litoral

(Visited 13 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here