La japonesa invertirá u$s 600 millones en la planta que tiene la automotriz francesa donde se harán los tres modelos que sumarán una producción de 70.000 unidades al año. El análisis de Ismael Bermúdez.

Fuente: Cronista.com
La Argentina se encamina a convertirse en un clúster de pick ups en el mundo. Ayer Nissan anunció una inversión de u$s 600 millones que destinará a la fabricación de tres pick ups en la planta de Santa Isabel como parte de una alianza mundial creada entre la japonesa, Mercedes Benz y Renault.

En enero de este año El Cronista había adelantado que la marca japonesa ya había realizado contactos formales con proveedores y con autoridades nacionales para comenzar a fabricar el modelo Frontier localmente, y ayer fue la presidente Cristina Kirchner quien se encargó de dar a conocer la noticia.

Pero, mientras la Presidente anunciaba la inversión para la planta en Córdoba, en New York hacía lo propio el CEO global de la empresa pero agregaba que las marcas Renault, Nissan y Daimler lanzaban una alianza mundial para el segmento.

Según explicó a El Cronista José Luis Valls, vicepresidente de Nissan para América latina, la decisión de dejar de estar presentes en el mercado local a través de importadores y hacerlos de manera propia en este momento en la que el sector muestra una fuerte baja, se debe a que “en los momentos de crisis hay oportunidades, y este es un mercado de un millón de unidades. No hoy, ni dentro de un año, pero va a llegar y la capacidad para hacerlo está”.

Por otro lado, remarco que “desde el sector público y privado se comprendió que la Argentina es un clúster de producción mundial de pick up”.

Respecto del desembolso que se realizará para las tres camionetas, Valls remarcó a este diario que “todo lo pone Nissan, quizás se le pedirá a Renault algo que tenga que ver con la puesta a punto de la planta”.

En el esquema productivo que la marca presentó en la Casa Rosada, se explicó que del total de la inversión alrededor de u$s 300 millones se destinarán para la planta de Santa Isabel y el resto para el desarrollo de proveedores, ya que las tres pick up tendrán un 50% de integración nacional.

El flujo de dólares comenzará a llegar durante este año pero para ver los resultados habrá que esperar hasta “finales de 2017, principio de 2018” cuando, según dijo Valls, saldrán las primeras Frontier de Santa Isabel. Durante ese año también comenzarán a rodar las primeras pick ups de Renault y en 2019 será el turno de Mercedes Benz.

Para ese momento se estima que habrá una producción anual de 70.000 unidades –más del 50% serán Nissan– y que el 70% tendrá como destino final los mercados externos.

Con 27.627 unidades patentadas durante 2014 la líder del segmento es la Hilux de Toyota. La marca asiática está invirtiendo u$s 805 millones para ampliar la capacidad de producción de su planta de Zárate y alcanzar las 140 mil unidades anuales.

En segundo lugar quedó el modelo la Ford Ranger. Durante el año pasado se vendieron 16.500 camionetas. La pick up que se produce en Pacheco tendrá un restyling para mediados de 2015.

En segundo puesto también quedó la Amarok de VW también patento 16.500 unidades. La primer pick up de la historia de la marca se fabrica en Pacheco y estrenará nueva fisonomía durante este año.

La S-10 de Chevrolet es la única que no se fabrica en el país –se hace en Brasil–.

(Visited 16 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here