En los primeros lotes de trigo cosechados, en los departamentos 9 de Julio, Vera y General Obligado, los rendimientos máximos obtenidos fluctuaron entre 25, 30, 33 quintales por hectárea, (algunos lotes puntuales de 40 quintales por hectárea) y los mínimos entre 16 y 18 quintales por hectárea, aunque lo más importante estuvo en la calidad obtenida, algo no manifestado en las campañas anteriores.

El último reporte del Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe anunció que comenzaron las tareas de trilla de trigo en los departamentos del norte, gracias al período de buen clima de la semana pasada. Por la misma razón también avanzó la siembra de soja de primera, aunque registra un importante retraso respecto de la campaña anterior.

En la semana del 2 al 8 de noviembre, hubo días soleados con estabilidad climática y progresivo aumento de temperatura y luego una nueva manifestación de inestabilidad climática con ocurrencia de precipitaciones se concretó en un 70 % del centro norte santafesino (desde los departamentos San Martín y San Jerónimo hasta el límite con Chaco), siendo muy variada la distribución geográfica y el grado de incidencia. Los departamentos del norte (Nueve de Julio, Vera, General Obligado y San Justo), fueron los que registraron los mayores montos pluviométricos (superior a 65 mm).

Los milímetros de agua caída crearon condiciones de encharcamiento y anegamientos parciales muy desfavorables para los cultivares de trigo (en etapa de espigazón y comienzo de llenado de grano), girasol y maíz temprano implantados, en particular en las posiciones topográficas bajas del paisaje, que ya presentaban suelos de saturados a muy saturados.

Las condiciones ambientales registradas en la semana permitieron atenuar la impaciencia de los productores y aumentar el ritmo a tres actividades que marcaron incesantes movimientos y particularidades en estos días: siembra (en los departamentos del centro sur: San Jerónimo, San Martín, Castellanos, Las Colonias, La Capital y parte sur de San Justo), cosecha (en los departamentos del norte: Nueve de Julio, Vera y General Obligado) y aplicaciones para el control de malezas, en gran parte de los departamentos.

Avance de tareas

En los primeros lotes de trigo cosechados, en los departamentos 9 de Julio, Vera y General Obligado, los rendimientos máximos obtenidos fluctuaron entre 25, 30, 33 quintales por hectárea, (algunos lotes puntuales de 40 quintales por hectárea) y los mínimos entre 16 y 18 quintales por hectárea, aunque lo más importante estuvo en la calidad obtenida, algo no manifestado en las campañas anteriores.

Los cultivares continuaron presentando un estado general de bueno a muy bueno, con lotes puntuales excelentes en un 80 %, atravesando el período de llenado de grano y comienzo de fin de ciclo sin inconvenientes, (al margen de alguna situación climática puntual), con una proyección en la estimación de rendimientos promedios superior a 36 quintales por hectárea.

En estado bueno, con lotes puntuales en estado regular el 18 %, con un rendimiento promedio estimado entre 26 a 30 quintales por hectárea y el 2 % restante en estado regular, en particular en lotes complejos por la composición de los suelos y la posición topográfica, con rendimientos promedios inferiores a 22 quintales por hectárea.

En los cultivares se observó en estos días un aumento marcado de roya en hoja (anaranjada) y tallo, así como también un incremento del complejo de manchas (amarilla y septoria). Se observó una moderada presencia de chinches y de pulgones, siendo baja su incidencia en este final de ciclo.

Por otra parte, el proceso de siembra de soja de primera avanzó a muy buen ritmo en estos últimos 5 a 6 días, particularmente en los departamentos del centro sur del área de estudio, donde el movimiento de equipos y sembradoras fue constante y la tarea se concretó bajo condiciones óptimas de temperaturas medias diarias y agua útil disponible en la cama de siembra.

El grado de avance fue de 18 %, representando aproximadamente 162.000 ha, expresando un retraso de 17 % con respecto a la campaña 2015/2016. Sobre una intención de siembra, similar a la del año anterior, de 900.000 hectáreas.

Girasol, maíz, arroz

Los cultivares de girasol, en tanto, presentan un estado de “bueno” a “muy bueno” en el 82% de la superficie implantada, en razón de óptimo proceso de germinación, crecimiento y desarrollo, muy buen stand y estructura de plantas. El 18% restante con algunos problemas de germinación, excesos hídricos y cierta heterogeneidad en los lotes, realidad que lentamente se fue modificando en forma favorable esta última semana.

Mientras que los maíces de primera presentan un estado general de “bueno” a “muy bueno” sin complicaciones ni limitantes. En la semana, continuaron realizándose controles de oruga cortadora y aplicaciones de refertilizaciones con nitrógeno.

Finalmente, la campaña arrocera continuó avanzando en forma acelerada, alcanzando la siembra un 80 % de lo proyectado, con una intención de 30.000 ha, representando aproximadamente unas 24.000 ha.

Paralelamente, se continuó resembrando los lotes que fueron afectados por las lluvias y las bajas temperaturas de octubre. Comenzó el riego en la mayoría de las arroceras, la aplicación de nitrógeno en forma de urea y el control de malezas propias del cultivo.

El arroz presentó en general buen aspecto, en estado fenológico de 5 – 6 hojas y principio de macollaje los cultivares más avanzados. No se detectaron enfermedades e insectos de etapa temprana, como pulgones, gorgojos y pulguillas.

Fuente: En Foco XXI – Campo Litoral

(Visited 20 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here