Roberto Guercetti, titular de uno de los feedlots más importantes de la provincia, destacó el gran interés de los Emiratos Árabes Unidos por las carnes argentinas. Y apuntó a abastecer los mercados más exigentes en base a la calidad y las normas ambientales.

Los Emiratos Árabes Unidos se han transformado en los últimos años en un polo logístico y comercial de creciente gravitación en el escenario mundial. El contraste de una cultura ancestral con los últimos adelantos tecnológicos y un altísimo poder adquisitivo, lo convierten en un destino único para los alimentos del campo argentino. Para aprender un poco más, una delegación de referentes de la ganadería provincial viajó al exótico destino de la “Península Arábiga”.

– ¿Porqué decidieron viajar a EAU?

– A veces es necesario salir del país para contemplar cómo nos ven desde el exterior. Y hoy, un container puesto en Dubai me sale más barato que en Salta. Además, el mundo ve a la Argentina como uno de los países más sólidos de Latinoamérica, por el potencial de la ganadería, y sobre todo en función del cambio de Gobierno y su apertura al mundo.

Argentina se va a ir consolidando en temas como la cría, la recría y el engorde a corral. Después está la posibilidad de salir al mundo, porque la actividad se contrajo mucho en 10 años: redujimos el stock y la productividad. Por eso tenemos que pensar en calidad y no en cantidad, y para eso necesitamos buscar países más exigentes, y este viaje obedece a buscar mercados que hoy pueden pagar un poco más, por sus pocas posibilidades de producir. Un kilo de carne requiere de 50 litros de agua, y para ellos eso es imposible.

En esa zona se vive un fenómeno extraordinario, donde el comercio mundial en breve empezará a pasar por ahí, tienen uno de los puertos más importantes del mundo (que están agrandando), con una logística fenomenal por su eficiencia y operatividad, y ya se consolidan no sólo como un centro turístico, sino logístico y comercial. El viaje obedece a eso, creo que es una de las regiones a las que Argentina tiene que apuntar, salir de Venezuela y Angola y pensar en Dubai y EE.UU, pensar al país como productor de carnes de excelencia.

– ¿Cuáles son los principales desafíos para poder acceder a este mercado?

– A nivel interno, hay que hacer los deberes: apuntar a la excelencia productiva y a un mayor cumplimiento de las normas de bienestar animal, de sustentabilidad y de la salud humana. Todavía tenemos mucho por hacer. Nosotros puntualmente calificamos la norma IRAM 14001, siendo el primer feedlot del país que lo hace, porque esas serán barreras para arancelarias en breve. En cuanto a las necesidades externas, vemos que se inicia un proceso de fuerte demanda. Los rusos nos contaron cómo les cortamos la provisión de carne de un día para el otro, y en Dubai apreciamos la buena receptividad para con nuestra producción. Las autoridades anteriores estuvieron haciendo turismo por 10 años, por lo que hay una barrera que estamos tratando de revertir: ellos entienden que ese fue un problema político y no de la gente o del empresariado. Creo que a partir de unos 3 años esto se consolida, el tema es que ahora tenemos que competir con otros, cuando antes estábamos solos, y por eso mismo ahora es más difícil, por lo que debemos entender que las alternativas son vender más barato o de mejor calidad. La calidad no incluye sabor o terneza, tiene que ver con las demandas del mundo: los controles sanitarios y las mediciones ambientales.

– ¿ Qué rol ocupa la temática ambiental en este sentido?

– Tenemos que copiar lo que hizo la agricultura, en tanto ya es hoy una actividad casi industrial. Nuestra ganadería sigue siendo extensiva, con bajas tasas de destete y bajas productividades. Y hay países que tienen que importar todo (como EAU), y por eso mismo Argentina tiene que capitalizar todas sus ventajas comparativas. Tengamos en cuenta que en estos años se perdieron todos los controles sanitarios, y eso se revierte con una mayor presencia sanitaria oficial, con certificaciones de normas ambientales, etc. Hacer los deberes implica que las empresas deben entender que el medio ambiente ya forma parte de la ecuación y hasta va a ser parte del negocio. Se debe avanzar a través de las nuevas tecnologías, para aprovechar y hacer más eficiente y rentable el negocio, cumpliendo las reglamentaciones que pide el exterior.

– ¿Existe algún respaldo institucional al proyecto Dubai?

– El viaje vino de la mano de una idea conjunta con la Cámara Argentino Emiratí de Comercio, Industria, Servicios y Transferencia de Tecnología (formada hace dos meses), y esto es algo muy importante, la necesidad de carne es creciente, y Argentina no se tenía en cuenta. Las posibilidades son reales, pero esto recién arranca, a partir de esta Cámara hay una nueva relación, con grandes posibilidades de inversión, el comercio con Dubai va a ser importantísimo, ya estamos reunidos con frigoríficos. El titular de la entidad, Gabriel Osatinsnky, nos permitió concretar a través de reuniones permanentes, la instalación de un representante allá, por eso vamos a usar la Cámara como vía de acceso y vinculación con empresas de Argentina. Nosotros somos productores de novillos y ellos compran carne, por eso la vinculación con los frigoríficos es vital para integrar producción e industria.Foto:Gentileza

¿Quiénes son?

En la actualidad, Emiratos Árabes Unidos es una federación de siete emiratos: Abu Dabi, Dubai, Sarja, Ajmán, Ras al-Jaima, Umm al-Caiwain y Fuyaira, con un sistema jurídico basado en la constitución de 1971.

Plan de negocios ganadero

Para el titular de la firma, el sector está en una situación interesante. Actualmente trabajan un feedlot con ocupación permanente (unos 10 mil animales) y con una lista de espera. “Estamos innovando de forma permanente, vamos a tener un centro de investigación y desarrollo de nivel internacional para analizar la eficiencia de conversión en ganado bovino. Queremos revertir los problemas de rentabilidad con esa eficiencia, la ganadería tiene para agregar mucha innovación en los próximos 10 años. La visión implica mejorar los destetes, la conversiones y los alimentos balanceados: la robótica, la genética y la biotecnología son las herramientas del mediano plazo que debemos implementar”, sostuvo. Para ello, planifican triplicar la capacidad de producción para sus plantas de Carcarañá y Córdoba.

Fuente: En Foco XXI – Campo Litoral

(Visited 25 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here