El año que acaba de concluir arrojó un balance complicado respecto al comercio con Brasil. De acuerdo con los datos del Ministerio de Industria del país vecino, el rojo de la balanza se incrementó más del 70 por ciento, y Santa Fe sintió el impacto.

Las cifras se explican por la profundización de los desequilibrios, mientras las importaciones desde Brasil crecieron en el orden del 5%, las exportaciones hacia uno de los principales socios del Mercosur cayeron en torno al 12%, agudizando una trayectoria de deterioro en los términos de intercambio que se observa desde hace algunos años.

El caso de Santa Fe es paradigmático, en tanto las ventas hacia Brasil caen desde 2012. En 2016, según las mediciones del Instituto Provincial de Estadística y Censos (IPEC) volvieron a resentirse.

Rubros afectados

Entre los principales rubros afectados figuran las manufacturas de origen agropecuario y las de origen industrial. Dentro de la primera categoría se distinguen las frutas secas o congeladas cuyas exportaciones cayeron entre enero y octubre de 2016 (en dólares) un 22% respecto a 2015; al igual que el azúcar y los productos de confitería (-16%), preparados de legumbres hortalizas y frutas (-63,6%) y extractos de curtiembres (-89,4%).

Mientras que en el grupo de los productos industriales, las caídas más resonantes son las de curtiembres y carburantes (-100%) que no se comerciaron a Brasil en el período estudiado, junto a metales comunes y sus manufacturas (-64,6%), textiles y confecciones (-46,3%) y materias plásticas y artificiales (-55,2%).

Si bien las exportaciones experimentaron un repunte en los dos últimos meses del año gracias ventas de autopartes, granos y vehículos, serán necesarios cambios profundos para revertir tendencias negativas como las que se vienen observando en los últimos años.

Fuente: En Foco XXI – On24

(Visited 20 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here