El intendente de Sunchales, Gonzalo Toselli, mantuvo un encuentro en autoridades del Ministerio de Energía y Minería de la Nación, obteniendo importantes precisiones con respecto a la obra del gasoducto regional, clave para el desarrollo de una gran zona del centro oeste santafesino, ya que además incorporará a una importante cantidad de localidades de la región que originalmente no estaban incluidas en el proyecto.

La reunión de Toselli (quien estuvo acompañado por su secretario de Gobierno Marcelo Canavese) fue sostenida con el Ing. Gerardo Rabinovich, Director General de Control de Gestión de la subsecretaría de Coordinación Administrativa del Ministerio, a quien entre otras cuestiones se le presentó documentación relacionada con la formalidad de los procesos licitatorios y administrativos del proyecto.

De todas formas, más allá de reiteradas reuniones sostenidas desde hace tiempo para conocer avances del proyecto, desde la vecina localidad se viene gestionando para específicamente detalles respecto al inicio de la obra.

En ese sentido, en el mencionado encuentro el funcionario informó que, debido a la positiva evolución de los trámites dentro del Ministerio, es factible que en julio de este año comience esta obra tan importante para toda la región.

La noticia generó rápidamente gran satisfacción, tanto en Sunchales como en el resto de las localidades involucradas, algo que sucede cada vez que surge una novedad de estas características que le ponen certidumbre a un proyecto que entró en un cono de sombras desde el mismo momento de los anuncios que se dieron en 2015, en el marco de la campaña electoral.

De todas maneras, y pese a los promisorios anuncios, el Ingeniero Rabinovich optó por ponerle paños fríos a las ilusiones de la región: aseguró que el plazo fijado está sujeto a la apertura del proceso licitatorio, las adjudicaciones, firmas de contratos y demás circunstancias previas que podrían generar demoras.

El proyecto

La obra consiste en una estación de separación y medición de gas en la localidad de Recreo y, desde allí, un primer tramo de 72 kilómetros pasando por la jurisdicción de la ciudad de Esperanza y por sectores rurales, al sur de la Ruta 70, hasta llegar a Rafaela. Luego, un segundo tramo de 48 kilómetros, hasta la ciudad de Sunchales.

Además vale recordar que desde el Ministerio se confirmó que la obra incorpora a localidades no contempladas en el proyecto original: Franck, Recreo, Humboldt, Susana, Pte. Roca, San Antonio, Castellanos, Vila, Cnel. Fraga, Aldao, Eusebia, Cnia. Bicha, Pueblo, Marini, Ramona, Humerto 1°, Raquel, Tacurales, Palacios, Cnia. Bossi, Las Palmeras, Moises Ville, Virginia, Constanza, Pujato Norte, Grutly, Rivadavia, Cavour, Egusquiza y Sarmiento.

Se trata de una de las obras más necesarias y a la vez polémica de los últimos tiempos, y que permitirá -una vez concluida- no solo dotar de gas natural a numerosas industrias y empresas en general radicadas en la región, sino también a amplias franjas de la población residencial que actualmente no cuentan con ese combustible. Por ejemplo, todo el sector Oeste de Rafaela y los barrios ubicados al Norte del eje Brasil-Salva.

La inversión que destinará el gobierno nacional será de 1.300 millones de pesos y beneficiará fundamentalmente al sector industrial en su capacidad de desarrollo. Al respecto, los Diputados Scaglia y Nuñez celebraron la incorporación y manifestaron que “esta obra permitirá que millones de vecinos tengan acceso al gas natural pero además que el sector productivo pueda crecer”.

Fuente: En Foco XXI – Castellanos

(Visited 16 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here