Si se implementaran cambios en el sistema ferroviario de cargas nacional, la baja de costos para los productores del norte argentino podría representarles una mejora de un 17% en el precio del maíz, un 9% en la soja o un 19% en el trigo. Equivaldría a realizar hoy una baja de retenciones a la soja del 30% al 25%.

Alfredo Sese y Julio Calzada, de la sección de Informaciones y Estudios Económicos de la BCR, elaboraron un informe sobre este tema. Desde este departamento, se analiza con habitualidad la problemática de los elevados costos de transporte que sufren los productores agropecuarios que siembran granos en el noroeste y noreste argentino, debido a las elevadas tarifas de flete por camión y a los problemas que existen en el servicio ferroviario para el transporte de carga en dicha zona. El Gobierno nacional avanza en la rehabilitación de los ramales de la “L invertida” del ferrocarril Belgrano Cargas, obra que ayudaría a bajar los costos logísticos y de transporte de numerosos productores localizados en Tucumán, Salta, Santiago del Estero y Chaco. Otro de los temas en los que el Estado argentina progresa es en la definición de un nuevo esquema de operación en el sistema ferroviario de cargas.

En el trabajo de la BCR se estima (muy preliminarmente) cómo podría llegar a mejorar el precio que recibe el productor del NOA/NEA por la soja, trigo y maíz que cosecha, al bajar los costos de transporte ferroviario de estos granos a las terminales portuarias del Gran Rosario, zona donde se despachan cerca del 80% de las exportaciones nacionales de granos, harinas, aceites y biodiesel. Esta caída en el flete ferroviario puede lograrse si se ejecutan las obras de ferrocarril Belgrano Cargas, si el mismo opera con eficiencia y si el nuevo esquema de operación en el sistema ferroviario de cargas a nivel nacional se diseña con un nivel de competencia entre los operadores que permita reducir los costos de logística para el hombre de campo del norte argentino.

En el análisis, se adoptan los siguientes supuestos:

– se supone que los productores del NOA/NEA por lo general reciben por la venta de sus granos un precio en $/tn equivalente a restarle al precio de pizarra de la Cámara Arbitral de la Bolsa de Comercio de Rosario, el flete camionero que rige desde su chacra en el NOA/NEA a las terminales portuarias del Gran Rosario. Por comentarios de productores, esto sucede aún cuando la mercadería es transportada por ferrocarril que tiene menores costos que el camión.

– supuesta una distancia promedio en el NOA/NEA de 830 kilómetros como la que existe desde Cevil Pozo (Tucumán) a los puertos del Gran Rosario. Se toma la tarifa fijada por FADEEAC (Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas) para el transporte de cereales y oleaginosas con vigencia a partir del 1/8/2016. En el caso de un viaje desde Cevil Pozo (Tucumán) al Gran Rosario el costo asciende a $831 por tonelada. En el caso de una distancia promedio de 830 km, la tarifa de FADEEAC implica un costo de transporte camionero de 6,4 centavos de dólar la tonelada/kilómetro. El tipo de cambio ha sido fijado en U$S1=$15,84.

Se estima que en la actualidad están bajando desde el NOA/NEA por ferrocarril cerca de 2.500.000 toneladas de granos. En el futuro, con el Belgrano Cargas rehabilitado e implementado un nuevo sistema ferroviario que mejore la operación y baje el costo para el productor; la carga anual de granos de los ferrocarriles podría subir (en una primera etapa) a 5 millones de toneladas. En el futuro, este nivel de cargas podría aumentar. Recordemos que toda la producción de granos actual del NOA/NEA es estimada por el Ministerio de Agroindustria en 17,1 millones de toneladas (campaña 2015/2016). Cerca de 8 millones de tn es maíz y 5,3 millones de tn es soja y en trigo la producción del norte se acerca a 1 millón de toneladas.

Un productor de Cevil Pozo (Tucumán) no obtiene por su soja el precio de pizarra o el vigente en el Gran Rosario ($4.270/tn al 17.1.2017). Es castigado con el flete de 830 km al Gran Rosario, obteniendo un valor supuesto de $3.439/tn. Ese mismo productor de Cevil Pozo si cosecha maíz, por el costo de transporte y al estar alejado del Gran Rosario, no podrá percibir el precio que rige en el mercado físico de Rosario ($2.680/tn). Percibirá aproximadamente $1.849 la tonelada de maíz. Por el mismo motivo, si cosecha trigo, no obtendrá los $2.500.- que rigen en Rosario. Percibirá 1.669 $/tn. A) un tipo de cambio de U$S1=$15,84, los precios que estaría recibiendo actualmente el productor del norte en U$S la tonelada serían: a) en soja: U$S217/tn, b) en maíz: U$S116/Tn y c) en trigo: U$S105/tn.

En el futuro, con el Belgrano Cargas rehabilitado e implementado un nuevo sistema ferroviario que mejore la operación y baje el costo para el productor, el flete ferroviario al Gran Rosario podría bajar a 3 centavos de U$S la tonelada/km. Este flete podría subir adicionalmente 1 centavo de dólar la tn/km por el flete corto que surgiría en el norte argentino. Efectivamente, el productor tendrá que enviar los granos por camión -en una distancia supuesta de 30 a 60 km- hasta un centro de transferencia, estación ferroviaria o planta de acopio que luego eleve la mercadería a los vagones de la formación ferroviaria. Suponemos entonces que el costo ferroviario total de esta operación logística sería de 4 centavos de dólar la tonelada/km. Recordemos que hoy se penaliza al productor con un flete de 0,064 dólares la tonelada/km. Los precios de los granos sufren esta penalización por la distancia. Si se logra tener un mejor sistema ferroviario con un costo total de U$S0,04 la tonelada por kilómetro el ahorro de costo para el productor con el nuevo sistema podría ser de U$S0,024 tn/km. Este ahorro para un productor ubicado a 830 kilómetros del Gran Rosario (como el de Cevil Pozo en Tucumán), le va a representar un ahorro de costos de transporte y logísticos de U$S19,92 por cada tonelada de granos. Esos 20 dólares por tonelada de ahorro de costos, comparados con los precios que actualmente recibe el productor, equivalen a que le aumente un 17% el precio del maíz, 9% el de la soja y un 19% el del trigo. Son cifras importantísimas que ameritan pensar en un cambio estructural en la logística de transporte en Argentina.

Lo realizado en la nota es un análisis preliminar, realizado con supuestos simplificadores y que debe tomarse con precaución y cuidado. Busca abrir y amplificar el debate sobre un tema que es estratégico para el futuro de la economía nacional.

Fuente: En Foco XXI – Mirador Provincial – BCR

(Visited 25 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here