Osvaldo Orlandi, propietario de la fábrica de muebles Orlandi de Elortondo, fue uno de los industriales que salió a advertir sobre el fuerte bajón de consumo y el panorama de crisis en ciernes durante el año pasado. Su empresa fue una de las que se vio favorecida con el ciclo de recuperación industrial que caracterizó a la gestión del anterior gobierno. Esa tendencia tuvo un corte abrupto con el recambio presidencial.

Sin embargo, hay algunos industriales venadenses que disminuyen la gravedad de la situación económica de la región y sostienen versiones sobre un aparente repunte de la actividad.

“El termostato del 2016 no fue bueno, estuvimos muy por debajo del 2015 en piezas vendidas. No hablemos de facturación porque son valores distintos. A mediados de enero estamos sintiendo un lindo repunte, que siguió en febrero y pinta un marzo bastante bien. Jugamos con no perder el negocio. Tenemos que diferenciar lo que es la rentabilidad de la empresa con lo que es darle trabajo para mantenerla viva. Lo que yo conozco del Parque Industrial, casi todo es metalmecánica, no se puede comprar con esto. Lo que está relacionado con el campo tiene un buen margen”, comenta Orlandi.

El industrial asegura que hay trabajo pero la rentabilidad alcanza solo para mantenerse. La venta de muebles es una actividad estrechamente ligada al ingreso salarial y al consumo masivo, lo que agrega ciertas particularidades en relación a otras industrias que componen el tejido regional. Orlandi aclara que durante el mes de enero se vivió un repunte de la actividad con un 13% interanual, lo que permite planificar nuevas inversiones que tiendan a aumentar la productividad como única salida para poder sostener la actividad. Durante el 2016 hubo un 37% menos de ventas que el año anterior.

“Ojala me equivoque en lo que diagnóstico, porque no es mi deseo que le vaya mal al país. Pero las medidas económicas que se toman, como la liberación de importaciones, a las pymes las está sepultando. No queda mucho margen de subsistencia. Este repunte yo lo entiendo como inercia del hábito de consumo, todavía queda el coletazo de lo que teníamos”, cierra.

Fuente: En Foco XXI – Pueblo Regional

 

(Visited 25 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here