La provincia de Santa Fe viene siendo la más golpeada por la avalancha de importaciones que el Gobierno Nacional soslaya. El Observatorio que funciona en el seno del Ministerio de la Producción provincial adelantó a la prensa cifras de ingreso de productores del exterior con datos que sorprenden por cantidad y descripción de producto. En el bimestre enero-febrero de 2017 contra igual período del año anterior hubo crecimiento de hasta 1500% en las importaciones.

En el detalle se observa, por caso, que lácteos como el queso han aumentado por encima del 290%, siendo Santa Fe principal polo lechero del país.

La carne de cerdo, que también se produce en el país, se importó y subió el ingreso 128%. Al igual que el pollo, con un alza de superior al 170%. Asimismo, el jamón crudo creció en importados por 1590%.

No fue todo: granos como el maíz –en lata- subieron 166%. Igual que la ensalada de rusa enlatada, con más del 50% de alza. En diálogo con una radio local de la provincia, Luis Contigiani, el ministro de la Producción, detalló otra particularidad importante: “En 2016 bajaron la cantidad de importaciones de insumos y aumentaron las de consumo final”, aseguró el funcionario.

Algo similar es lo que denuncia la Federación de Madereros (FAIMA), que pone el ojo en que no se están importando piezas para producir sino producto terminado. El ingreso de línea blanca importada también es una pandemia en Santa Fe, al igual que otros productos terminados con orígenes tan disímiles como China o La India. De los informes de la provincia también participa la Federación de Industriales de Santa Fe, a cargo del funcionario de UIA, Guillermo Moretti.

En las últimas horas fue el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien se encargó de minimizar la avalancha de importaciones, siguiendo la línea que inició el titular de la Producción, Francisco Cabrera.

Fuente: En Foco XXI – Mundo Empresarial

(Visited 24 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here