Entrevista a Raúl Crucianelli, presidente de la fábrica de sembradoras Crucianelli y de la cámara de fabricantes de maquinaria agrícola (CAFMA). El observatorio de las importaciones de Santa Fe publicó los datos de aumentos de importaciones de cosechadores, pulverizadoras y tractores.

Raúl Crucianelli, presidente de la fábrica de sembradoras Crucianelli y de la cámara de fabricantes de maquinaria agrícola (CAFMA), sostuvo que el sector creció “entre 25% y 30% el año pasado; aunque en el caso de las sembradoras fue un poco más, arriba del 50%”.

-¿Cuál es la expectativa para 2017?

-El crecimiento vino para quedarse. El resultado se va a ver cuando terminemos esta campaña, ya que la cosecha empieza a levantarse ahora.

-¿Qué volumen de máquinas se fabrican en el país?

-La maquinaria que usa el campo es de industria nacional en un 90-95%, excepto cosechadoras y tractores. La Argentina produce hasta cierto tamaño de tractores; y hay dos empresas que producen cosechadoras, que abastecen un 20-30% del mercado, el resto son importadas. Las máquinas para fumigación, siembra y elementos para cosecha son locales.

-¿Cuántas personas trabajan en el sector?

-Tenemos más de 12.000 personas en forma directa, aunque sumando a los agropartistas llegamos a más de 30.000. No tenemos números exactos, porque nunca se hizo un censo. En el país hay casi 500 fabricantes, de los cuales la mitad son socios de CAFMA, que representan al 75% de lo que se hace en la Argentina.

-¿Cuál es el nivel de exportaciones?

-Hay pocas, menos del 10% de la producción se exportó el año pasado. Somos todavía un país caro, tenemos un costo argentino. El Estado tiene que hacer algunos deberes… hay que ser competitivos no sólo tecnológicamente sino también en otras cuestiones. Además, hay que ordenar el tema de las importaciones, porque con lo que se fabrica en la Argentina se puede funcionar perfectamente. No hay justificativo para traer una máquina que quizás viene de un país con subvenciones.

-¿Qué fabrica Crucianelli?

-Producimos todo tipo de sembradoras. Hacemos entre 40 y 60 máquinas mensuales, en Armstrong (Santa Fe). Tenemos 150 operarios en forma directa.

-¿Cómo les fue y qué expectativa tienen para este año?

-Tuvimos más de un 50% de crecimiento el año pasado, ya que 2015 fue muy malo. El nivel de ventas ahora es normal, así que estimo que vamos a crecer un 20%. Hay una muy buena cosecha en todo el país, pero hay que ver el clima.

Fuente: En Foco XXI  – Clarín

(Visited 28 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here