La Dirección Provincial de Vialidad (DPV) profundizó los controles en el transporte de carga para evitar sobre peso y que afecte la vida útil, la capacidad y la seguridad de las rutas provinciales. Para ello dispuso un cambio en la modalidad de los operativos: se centró en las intervenciones en los acopios receptores donde descargan los granos porque en las rutas los choferes se las arreglan para esquivar los controles.  

La ley N°12.354 explica que “cuando la carga esté en el camión y los controles se hagan sobre las rutas provinciales, el transportista y el cargador responden por multas y daños ocasionados por la extralimitación en el peso permitido”. Es que el sobrepeso genera “enhuellamiento” y pozos en el asfalto. Pero hecha la ley, hecha la trampa: los camioneros se las arreglan para esquivar los controles cuando transportan cargas superiores a las 45 toneladas, el máximo permitido.

El director de Vialidad Provincial, Pablo Seghezzo, dijo: “Las maniobras para esquivar son variadas: mandan un camión con peso reglamentario y detrás otros camiones sobrepasados. Demás está decir que se avisan entre los choferes y hasta crean red de whatsapp para alertarse. Luego toman rutas alternativas o esperan horas hasta que levantamos el control”.

Por eso le dieron una vuelta a los métodos y se centraron en los receptores, como también indica la ley. Es decir, Vialidad puede entrar a los centros de descarga y pedir los comprobantes de mercadería, carta de porte, comprobantes, lo que les allana el camino para dar con los transportistas y los cargadores de los granos. De esta forma logra toda la cadena de responsabilidades.

Además, se sigue castigando con multas a los infractores, que pueden llegar al equivalente de 5.000 litros de nafta súper, unos 200 mil pesos actuales, a aquellos que carguen una tonelada por arriba del máximo permitido. No sólo los transportistas asumen los riesgos de una multa sino también los acopiadores, incluso hasta la clausura.

Las acciones se intensifican en época de cosecha gruesa cuando la cantidad de camiones cargados de granos es mayor y se pueden percibir cargas sobre pasadas de los pesos permitidos. “Si cumplimos las proyecciones para el 2017, estaremos en un 1000% más que en 2015 en cuanto a inspecciones. Vamos muy fuerte porque estamos invirtiendo mucho en rutas, Santa Fe es la provincia de mayor inversión vial en la Argentina, y ese patrimonio vial hay que cuidarlo”, afirmó Seghezzo.

“En la zona lo más común es encontrarse con camiones con exceso de granos dado que por los puertos de la región sale el 80 por ciento de las exportaciones de granos del país, pero lo más riesgoso es el camión que carga piedra y arena. Han detectado camiones cargados con 80 toneladas de piedra, el doble de lo permitido”, dijo Seghezzo.

Fuente: En Foco XXI – Rosario Plus

(Visited 33 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here