La fábrica de electrodomésticos Liliana destinará una fuerte suma para potenciar su presencia en el mercado. Con la intención de ampliar algunas de sus líneas de productos, sumará metros cuadrados y líneas de producción por 150 millones de pesos a su planta emplazada en Granadero Baigorria. Lo cual, según estiman, generará 100 nuevos puestos de trabajo.

“Es una ampliación de la planta. Unos 10 mil metros cuadrados que se suman a los 26 mil que ya tenemos”, apuntó el gerente de Liliana, Leonardo Jacobson. Y ahondó, “el nuevo galpón va a ser asignado a la fabricación de más modelos de aparatos de calefacción, ventilación y productos de cocina”.

Actualmente, la firma fabrica alrededor de 25 opciones de ventiladores, estufas, procesadoras de alimentos, licuadoras, planchas, aspiradoras, entre otros artefactos; y emplea para ello a 720 personas. Con la inversión anunciada buscará apuntalar el mercado de ventilación y calefacción, para lo que contratará a un centenar de nuevos operarios.

“Dentro de la inversión está incluida la adquisición de paneles fotovoltáicos para hacer la planta totalmente sustentable con energías renovables (…) Entiendo que entre 1 año y medio o 2 años máximo debería estar funcionando”,  agregó Jacobson.

Consultado por el cronograma de trabajo, el empresario dijo que al momento se encuentran “definiendo los lay outs y viendo  las cotizaciones para poder cerrar el proyecto y comenzarlo cuanto antes”. Entre las cosas que esperan definición se encuentra un crédito con el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), para financiar parte de la obra.

Mercado estabilizado

Respecto a la situación del mercado, Jacobson apuntó: “Lo vemos mejorado respecto a lo que fue 2016 donde los primeros meses fueron duros. Después ya se comenzó a ver una pequeña recuperación y ahora está estabilizado (…) Estamos esperando que pasen  estos meses de paritarias para ver si se recupera el consumo”.

Asimismo, el gerente de Liliana comentó que en materia de importaciones, la situación más preocupante también quedó en el pasado. “En 2016 se dio un fuerte ingreso de productos importados debido a una autorización de DJAIS masiva (el gobierno arguyó que eran peticiones que venían atrasadas), pero cuando eso se terminó la cuestión se comenzó a frenar (…) Trabajamos mucho con la Secretaría de Comercio, y vemos que se está tratando de contener”, concluyó.

Fuente: En Foco XXI – On24

(Visited 85 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here