Un antiguo problema, la falta de gas natural en amplias zonas del territorio santafesino, al fin acaricia un principio de solución. Una licitación del Ministerio de Energía abrirá la posibilidad de llevar gas al centro-norte de Santa Fe, un viejo reclamo de empresas y pobladores. Será en el marco de la “ampliación del sistema de transporte y distribución de gas natural”. El proyecto tuvo sus inicios durante el gobierno de Cristina Fernández.

El gas natural, que no es un bien necesariamente escaso en la Argentina, sin embargo, puede considerarse un producto exótico para determinadas provincias, justamente por la insuficiencia de gasoductos.

El Ministerio de Energía de la Nación publicó anteayer en el Boletín Oficial la apertura de una licitación para contratar y ejecutar el montaje de cañerías para la construcción del proyecto denominado “Ampliación sistema de transporte y distribución de gas natural”, en el caso de Santa Fe, conocido como el gasoducto “lechero”.

Además del Gasoducto Regional Centro II-Recreo/Rafaela/Sunchales (Sistema operado por distribuidora Litoral Gas SA), en la provincia de Santa Fe, también se incluyen la licitación del Sistema Cordillerano/Patagónico (Sistema operado por Camuzzi Gas del Sur SA); el Gasoducto Cordillerano (Sistema operado por Transportadora Gas del Sur SA) y el Gasoducto de la Costa (Sistema operado por Camuzzi Gas Pampeana SA – CGP).

Se trata de la realización del proyecto constructivo, provisión de materiales, equipos, herramientas, mano de obra, las tramitaciones y obtención de habilitaciones y permisos que correspondan.

En una primera etapa de la licitación los oferentes, “proponentes”, deberán acreditar antecedentes empresariales y técnicos, capacidad económica-financiera, garantías y la propuesta técnica. En una segunda etapa se visualizará la oferta económica.

El monto total previsto supera los dos mil quinientos millones de pesos.

El denominado “Gasoducto Regional Centro II” permitirá incrementar el suministro de gas a distintas localidades santafesinas y sumará 34 mil usuarios al servicio. El presupuesto para la obra santafesina es de mil 300 millones y el plazo estimado de ejecución, 12 meses.

El punto de conexión es el Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA), en cercanías de la localidad de Recreo, Santa Fe, y se vinculará con el gasoducto existente “Regional Centro”, en las inmediaciones de la localidad de Sunchales.

Entre marzo y abril, y previo a la licitación del montaje de la obra, anunciado el pasado 2 de mayo, se licitó la compra de cañerías, y luego de los motocompresores, que inyectan el combustible desde el sistema troncal hacia el nuevo gasoducto.

En medio de la grave crisis que atraviesa el sistema de producción y consumo lechero en la Argentina, con epicentro en la empresa Sancor, y en la baja del consumo de leche y derivados —situación sin precedentes cercanos—, la perspectiva de un cambio favorable en el suministro de combustible para la industria láctea trae, al menos, un alivio.

Fuente: En Foco XXI – La Capital

(Visited 51 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here