Las fotos de una crisis que se extendió durante más de cuatro años ya quedaron sepultadas en el pasado. La fábrica de máquinas y equipos para la industria aceitera Alloco -reactivada un año atrás con una nueva gestión- logró ponerse a tono con el empuje del sector agroindustrial al que abastece para avanzar con inversiones y nuevos negocios.

Al frente de la fábrica con planta en Villa Gobernador Gálvez se encuentra Hernán Falcón, un contador que ya sumó experiencia en el negocio de rescatar empresas en situaciones complicadas, porque una década atrás salvó de la crisis al Sanatorio Centro de Rosario, que hoy lo sigue teniendo como administrador.

Falcón arrendó por cuatro años con opción de compra las instalaciones que hoy brindan empleo a 75 trabajadores, y se lanzó a reconstruir la empresa tras un proceso de  vaciamiento que tuvo como protagonistas a la competidora belga Desmet, que la absorbió en primera instancia, y un grupo local encabezado por el empresario Marcelo Markous, que la dejó a la deriva en un segundo paso.

Tras permanecer casi tres años a la deriva, los primeros esfuerzos del nuevo propietario, ahora con la denominación Mapca SA, estuvieron y están puestos en reconstruir la red comercial y de servicios al cliente, inversiones en equipamiento y capital de trabajo y profesionalizar la gestión.

Los resultados de esa estrategia ya se reflejan en la multiplicación de los pedidos de cotización de equipos y proyectos llave en mano. La lista clientes ya incluye a varias empresas líderes del negocio aceitero, tales como Bunge, AGD, Molinos, Cargill, Vicentín, Buyatti, Nidera y T6, entre otros, y se efectuaron exportaciones a Chile, Brasil, Paraguay, Bolivia, Canadá, Italia, India, Rusia y Ucrania. En algunas plazas se efectuaron colocaciones directas, y en otras como Europa del Este con Gem Group, se designaron representantes comerciales.

En ese contexto, Alloco apuesta a duplicar su producción durante el 2017 y  “ya se pre vendieron $70 M para el próximo año”, según enfatizó Falcón. En el balance del primer año de gestión de Alloco, se destacan:

1- Inversión de $ 7 M para la reparación y puesta a punto de la maquinaria.

2- Desembolso de $ 10 M para integrar un stock de repuestos que permiten agilizar las reparaciones de equipos de la industria aceitera.

3- Renovación completa de la flota de vehículos.

4-Profesionalización de la línea gerencial con la incorporación de dos ingenieros y un contador, al frente de los departamentos de Producción, Comercialización y Administración y Finanzas.

5- Desarrollo de un nuevo sitio web en 4 idiomas, español, inglés, portugués y ruso, y un restyling de la imagen corporativa de la compañía.

6- Remodelación edilicia y modernización del área comercial y de la fachada, con una inversión de $ 3 M.

7- Desarrollo de herramientas financieras para optimizar la venta de equipos.

Fuente: En Foco XXI – Punto Biz

(Visited 69 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here