El borrador de este trabajo ha sido distribuido entre las entidades afines al sector, gremiales, cooperativas, ONG, el INTA e industrias, es decir entre las que más directamente participan en la actividad de la cadena láctea.

La iniciativa ha sido bien recibida por tratarse de un intento oficial con respaldo profesional de avanzar en un debate con una meta superadora que no es ni más ni menos que un ordenamiento del sector con una propuesta de crecimiento en los próximos 17 años.

Más allá del tratamiento periodístico, Nuestro Agro intenta anticipar los matices del debate recurriendo a la calificada opinión de algunos actores que representan a distintos ámbitos que se muestran interesados en trabajar por una lechería nacional organizada, con alto nivel profesional y capacidad competitiva.

Los seis puntos que plantea debatir y consensuar este borrador para que luego se convierta en un proyecto final, son la clave de este Plan Estratégico de Desarrollo Lechería 2025.

1- Promover el crecimiento sostenido de la producción de leche y la elaboración de productos lácteos de calidad de manera sustentable y competitiva tanto para el mercado interno como el externo.

2- Utilizar las herramientas con que cuenta el Estado para que la cadena cuente con información para la toma de decisiones en un marco de equidad y transparencia favoreciendo una mejora en las transacciones comerciales.

3- Abrir nuevos mercados de manera inteligente

4- Promover el desarrollo territorial sobre la base de una actividad con características únicas para el arraigo de las familias en los pueblos.

5- Generar oportunidades para la prosperidad de los pequeños y medianos productores y el reconocimiento social de la actividad tanto en la cadena como en la sociedad, como así también para las Pymes Lácteas en un marco de competitividad para su inserción en el mercado internacional.

6- Mejorar la institucionalidad de la cadena.

Como se puede deducir, los objetivos que se exponen son claros y precisos: crecimiento sostenido y sustentable, competitividad, información fiel para la toma de decisiones, descubrir nuevos mercados a los que habrá que afianzar con cumplimiento, el desarrollo territorial, propender a la prosperidad de los productores de menor escala y la institucionalidad de la cadena que significa contar con entidades que trabajen con sólidos consensos entre quienes las componen.

Si estas metas se alcanzaran, se podría decir que después de muchas décadas de discusiones y enfrentamientos, se ha logrado un escenario ideal para producir leche sin conflictividad, con todos los actores dispuestos a asumir responsabilidades y también riesgos, y a repartirse equitativamente el peso de las crisis que puedan plantearse. Tal vez para más de un productor o integrante de la cadena, imaginar un escenario tan generoso, pueda resultar una utopía y pensar que se trata de un enfoque sencillamente ingenuo. Es cierto que están quienes opinan desde la vereda de enfrente sobre que en Argentina no es posible una lechería organizada. Y aquí está el desafío de quienes tienen hoy responsabilidades tanto en el gobierno como en la dirigencia industrial y de productores. Cuando se inicie el debate se verá quien o quienes son los que ponen los primeros palos en la rueda y finalmente triunfe la sensatez. El sector debe apostar a un cambio.

Claramente no será fácil alcanzar consensos absolutos en torno a estas propuestas, pero tampoco es imposible. El principal tema de discusión será encontrar la metodología que permita “respaldar” el crecimiento sostenido de una lechería que siempre anduvo a los tumbos, librada a su buena suerte, con políticas desafortunadas.

La mayor preocupación de los productores de leche es y sigue siendo cómo se superan las coyunturas cuando las exportaciones se frenan y los excedentes se vuelcan al mercado interno, generando una caída de precios que la termina soportando la producción primaria casi sin atenuantes.

Se instala aquí el gran interrogante: ¿En función de qué objetivos o de qué planificación es posible un crecimiento sostenido? El Plan Estratégico indica que hay que buscar nuevos mercados, a lo que habría que agregar cuál será la política de acompañamiento para sostenerlos. ¿Qué ocurrirá si llegamos a producir 13 o 14 mil millones de litros anuales y se cae el precio internacional por distintas razones?. La volatilidad está a la vuelta de la esquina, más allá de lo transitorio. También se habla de calidad y competitividad y se apunta al desarrollo de nuevas áreas de producción extra pampeanas y a incentivar otras lecherías como la caprina y la ovina.

En este Plan Estratégico se plantea un análisis FODA, es decir describe con absoluta sinceridad, cuáles son las fortalezas y cuáles las debilidades del sistema productivo lechero. Fortalezas desde los recursos naturales, el mercado interno, la valoración publica de los productos lácteos, una industria diversificada, buena capacidad instalada para exportar commodities, cultura y tradición lechera, experiencia exportadora de más de dos décadas, reconocimiento de los mercados internacionales, entre los más sobresaliente.

Ente las debilidades se mencionan: débil estructura institucional, falta de transparencia en las transacciones y asimismo escasas herramientas que favorezcan la transparencia y competencia en el proceso comercial a lo largo de la cadena; falta de información confiable (algunos pasos se están dando OCLA mediante); bajo capital social y desconfianza entre los actores que genera mayores costos; brecha competitiva tanto a nivel primario como industrial, baja productividad a nivel primario e industrial; matriz tecnológica I+D+i; rodeo estancado; inadecuada tecnología para elaborar productos de alto valor agregado de cara a la exportación; percepción de una actividad en permanente crisis y poco atractiva para una nueva generación; alto costo laboral industrial y falta de consenso para definir y aplicar una política ambiental acorde con las exigencias del mundo.

Claramente, en este análisis FODA queda expuesto un claro diagnóstico del que se ha hablado insistentemente en muchos años. Revela, con contundencia, una cultura política del país donde quienes tienen responsabilidades de tomar decisiones (políticos, dirigentes, funcionarios de gobierno, etc,etc) que conocen, analizan y saben de tantísimos problemas pero no se toman decisiones concretas. Fallas del mismísimo Congreso hacia abajo. Si no se cambia esa cultura, si se sabe que hay que revertir problemas que aquejan y se lo hace, será imposible imaginar el cambio que se pretende.

En este caso particular de la lechería, está claro que hasta hoy no ha habido una clara vocación de revertir, al menos, cuestiones elementales para mejorar la cadena. Todos saben lo que se debe o debería avanzar, pero no se hace.

Y finalmente el análisis FODA describe las oportunidades y las amenazas en el sector.

Oportunidades: crecimiento del consumo interno por disminución de la pobra y mayor accesibilidad en regiones de bajo consumo; elevar el consumo en sectores sociales vulnerables con programas puntuales (leche escolar por ejemplo): dinamizar el progreso y arraigo regional; crecimiento del volumen de las exportaciones por aumento del consumo mundial; inserción del sector Pyme en el mercado externo; diversificar canales comerciales y productos, entre otros.

En la lista de las amenazas, se menciona: intensificación de los eventos climáticos, falta de infraestructura (caminos, energía y comunicaciones); financiamiento a tasas y plazos acordes a la actividad; volatilidad del mercado; falta de acuerdos estratégico en mercados clave; alto costo fiscal, elevada burocracia oficial y normativas adecuadas para la competitividad de la cadena.

El dicho popular dice: “para más claro echale agua”. Este futuro Plan Estratégico en su contenido, no oculta nada de lo que siempre se diagnosticó y de lo que se puede avanzar y de las cuestiones que hay que corregir lo antes posible para lograr una Lechería Argentina tan saludable como lo es, precisamente, este alimento.

Fuente: En Foco XXI – Nuestro Agro

(Visited 15 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here