Tras la aprobación por unanimidad el jueves pasado, en Senado provincial, del proyecto de ley de Empresas Recuperadas un entusiasmado Joaquín Andrés Blanco, diputado provincial por el Frente Progresista y autor de la norma, disparó: “La idea es que en marzo la ley esté reglamentada y en plena vigencia. Y estamos trabajando para eso”.

Y agregó: “Esta ley le viene como anillo al dedo a los trabajadores de Prunelle. El juez necesita fundamentar el fallo sobre la expropiación o sobre la eventual compra, por parte de los trabajadores, de bienes inmuebles. Ahora con la ley tiene sólidos argumentos. Porqué estos trabajadores fueron abandonados por los ex dueños y ellos quieren y necesitan trabajar. No tengo dudas que el caso Prunelle será una de las primeras empresas que se beneficiará con la nueva ley”.

Se entiende; en septiembre de 2014 los trabajadores de la fábrica ubicada en Soldini quedaron literalmente en la calle cuando se encontraron con las puertas de la planta; cerradas con candado.

En ese marco, los trabajadores, constituidos en cooperativa, le solicitaron la quiebra de la empresa a la Justicia, la cual se concretó el 19 de diciembre 2014 firmada por el juez Eduardo Oroño.

El caso Prunelle pone de manifiesto que por sobre todas las cosas la ley sirve para el futuro.

En efecto, ante situaciones de vaciamiento de empresas, de perverso abandono empresario, de innumerables quiebras fraudulentas, los juzgados saben ahora que los derechos de los trabajadores están contemplados en esta ley.

En este sentido, no es azaroso que la competencia de la ley esté radicada en el Ministerio de la Producción de la provincia.

“Es que para nosotros la economía social no es sólo desarrollo social, sino que además es una cuestión productiva. Este gobierno no discute la importancia de las cooperativas, para este gobierno son fundamentales”, remarcó contundente Blanco.

En este marco el diputado indicó que “existen a priori dos caminos para desarrollo productivo. Por un lado, reduciendo la jornada laboral con el mismo salario. Esta modalidad permitiría aumentar la producción y con esto el consumo. Por el otro, no tengo dudas que es el proceso de construir un movimiento cooperativo sólido”.

en la provincia de Santa Fe hay 36 empresas recuperadas, las cuales emplean a más de 1.200 trabajadores y existe la cuasi certeza de que, al menos por ahora, el camino cooperativo es uno de los más concretos y confiable para mitigar la fuerte recesión y el desempleo.

“ES UNA LEY VITAL PARA LAS NUEVAS COOPERATIVAS”

La presidenta de la Federación Autogestión, Cooperativismo y Trabajo (Actra) y secretaria de la cooperativa de trabajo La Cabaña, Edith Encina, se mostró “feliz” por aprobación de la ley sobre Empresas recuperadas.

“Esta ley nos va a ayudar a todos, pero fundamentalmente, son los nuevos procesos de conformación de cooperativas los que van a tener la atención que nos merecemos los trabajadores que nos han robado nuestra fuente trabajo”, remarcó Encina. En este marco, la presidenta de Actra recalcó: “Los trabajadores autogestionados hemos construido una forma de trabajo mucho más democrática. Somos nosotros quienes tomamos las decisiones”.

Y agregó: “El hecho de que en ambas cámaras de la provincia la ley se aprobó por unanimidad muestra que la sociedad nos mira de otro modo. Creo que ahora realmente nos creen que lo único que queremos es trabajar. Demostramos que el camino cooperativo es una salida viable productivamente. Pero, además, los trabajadores autogestionados le incorporamos el concepto de la solidaridad efectiva y eso es un valor agregado que nadie nos puede arrebatar”.

Fuente: En Foco XXI – El Ciudadano

(Visited 2 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here