Las patronales del sector rechazaron el pedido de un pago extraordinario de fin de año por parte de la Federación Nacional Aceitera, que realizó asambleas en las plantas cerealeras para tomar medidas al respecto.

Los trabajadores aceiteros se encuentran en estado de asamblea ante la decisión de los representantes de las cámaras del sector (Ciara, Ciavec y Carbio) de negarse a iniciar la discusión en torno al pago de la suma no remunerativa correspondiente al 2017, la misma que se acuerda cada fin de año desde 2010 a esta parte.

“La decisión no pretende estar fundamentada en ninguna explicación sobre presuntas dificultades económicas, que el sector claramente no tiene. En cambio, según ellos sería el ‘contexto político’ la razón por la cual los trabajadores aceiteros deben resignar derechos”, expresaron en un comunicado.

Para la Federación, “la responsabilidad se encuentra en la decisión política del gobierno nacional de imponer techos paritarios a la baja y eliminar derechos legales y adquiridos de los trabajadores, a la cual las cámaras se pliegan de forma cómplice”.

“El objetivo es claro: vienen por el Convenio Colectivo de Trabajo. Vienen por las paritarias en marzo. Vienen por el Salario Mínimo Vital y Móvil según su definición legal en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional y el artículo 116 de la Ley de Contrato de Trabajo. Vienen por restaurar las negociaciones por empresa para bajar remuneraciones, quitar derechos y reprecarizar las condiciones laborales”, agregaron.

Según indicó Daniel Yofra, secretario nacional de la federación nacional, “las patronales del complejo oleaginoso agroexportador ni siquiera intentaron fingir que haya un problema económico en el sector”, sino que por el contrario “sólo pretenden sumar algunos puntos adicionales a su fenomenal rentabilidad, que se multiplica año tras año”.

“A las ganancias extraordinarias que ya tuvo durante los años 2014 y 2015, el sector gozó de un nuevo empuje con un crecimiento ‘atípico’ en el 2016 gracias a las medidas gubernamentales que lo beneficiaron, mientras casi todos los demás indicadores de la economía nacional se desbarrancaban, como el salario real del conjunto de los trabajadores”, agregó Yofra. En este sentido, el sindicalista aclaró que “muy lejos de esta fiesta patronal, contando el no pago de la suma extraordinaria junto al cobro de ganancias del gobierno sobre el aguinaldo, a los compañeros trabajadores aceiteros se les estará quitando entre 40 y 50 mil pesos del bolsillo en este diciembre de 2017”.

Por último, desde la Federación llamaron a las comisiones directivas de los sindicatos, a los delegados y a todo trabajador aceitero a realizar asambleas en cada planta para “debatir sobre esta grave situación y decidir colectivamente las medidas a tomar, en el camino hacia un nuevo plan de lucha, y a estar en estado de alerta permanente”.

 Fuente: En Foco XXI – Redacción Rosario

(Visited 30 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here