Tras el siniestro sucedido en la planta que Cofco dispone en Puerto San Martín, el Ministerio de Trabajo de la Provincia tomó al determinación de retomar las inspecciones en las cerealeras de todo el Gran Rosario para verificar el cabal cumplimiento de estas empresas en materia de seguridad e higiene laboral.

Los decisión obedece a motivaciones políticas, ya que una de las sospechas de la explosión e incendio en Cofco se remite a fallas en esa materia. Además, el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) de San Lorenzo acusó a la cartera laboral por no actuar en tiempo y forma para verificar y corroborar las denuncias asentadas por el gremio que datan de varios meses atrás, entre ellas, las observadas en la ahora agroexportadora de capitales chinos.

Como sea, la cartera fue efectuó al menos un par de inspecciones, en Cargill y T6, y seguirá con el resto, estando en la nómina Vicentín, Molinos Agro, Bunge, ACA, Renova, Dreyfus, Toefer y Cofco Timbúes, esto es, el resto de la cerealeras radicadas desde San Lorenzo al norte, de acuerdo a lo anunciado.

Y también lo harán con aquellas terminales radicadas en Rosario, Villa Gobernador Gálvez, Gral, Lagos, Alvear y Arroyo Seco.

En estos casos, la cartera laboral invitará a participar de tales inspecciones a los gremios de referencia, llámese el sindicato aceitero de San Lorenzo como el de Rosario, según  su jurisdicción de actuación.

Más allá de la ahora participación, tardía o no, del Ministerio de Trabajo de la Provincia para corroborar la plena vigencia de la norma que establece las condiciones de operatividad en materia de medidas de seguridad e higiene laboral en cada una de estas plantas, vale preguntarse también el rol que juegan los comités mixtos de seguridad, que operan en cada  fábricas y terminal portuaria, compuestos por referentes de las empresas y el sindicato, y que ante cualquier falla o error, debe actuar suspendiendo las tareas y radicando las correspondientes observaciones y/o denuncias en la cartera laboral.

Sobre ello, el sindicato afirma haberlas hecho, las empresas guardan el silencio de siempre y el Ministerio no las reconoce.

Por su parte, la CGT San Lorenzo analiza solicitar a la cartera laboral un tratamiento similar, ergo, que esas inspecciones se amplíen al resto de las ramas industriales radicadas en la región.

Visto lo ocurrido días atrás en Cofco, en el seno del confederal se resolvió elevar tal petición.

Históricamente el Cordón Industrial tuvo falencias en este campo, siempre motivadas por el magro presupuesto que los sucesivos gobiernos otorgan al área, en especial, en materia de seguridad e higiene laboral. Si se analiza la cantidad de inspectores designados  por el Ministerio de Trabajo para esta tarea, será fácil caer en esa cuenta.

Fuente: En Foco XXI – SL 24

(Visited 27 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here