A los anteriores portazos de industriales santafesinos que dejaron la entidad por marcadas disidencias con la actual conducción, se le suma ahora la de un reconocido actor del sector naval. “Existe una forma de hacer política vieja, que hay que cambiar, mientras eso no pase no voy a volver”, aseguró.

Se trata el empresario Miguel Álvarez, presidente de la Cámara de Astilleros de Santa Fe, que acaba de presentar su renuncia como vocal titular de la Federación. Es una decisión que vengo meditando desde el año pasado cuando Fisfe renovó sus autoridades. Desde hace varios años soy una voz crítica y creo que debe generarse alguna opción a la actual conducción, que es muy mala”, apuntó.

Según el dirigente naval, “Fisfe tiene gente muy valiosa, pero la gestión actual (con Guillermo Moretti a la cabeza) responde a un grupo de interés demasiado cerrado y sesgado políticamente. Hay algunos que no dicen nada porque no les conviene, y otros porque no se animan, pero yo siempre tuve una posición crítica”.

“Lo que digo lo sostengo con tranquilidad porque se lo he dicho a Moretti personalmente, y la cámara que yo represento es chica pero fuerte, y no quiere seguir aportando a una entidad que no la representa”, aseveró.  Y explayó, “yo era parte del Consejo Directivo pero es lo mismo que nada, las decisiones no se toman allí, cuando se hacen las reuniones ya está todo cerrado, y es algo con lo que no pienso seguir lidiando”.

Cuando cambien los vientos

Por fuera de la disconformidad con los modos de la gestión actual, Álvarez no descartó una vuelta de la mano de otros dirigentes. “Yo dejo la puerta abierta para volver cuando haya una conducción más plural y consensuada, y cuando otros se animen también a participar de forma activa y cambiar el rumbo”. Y concluyó, “si sigue esta forma de hacer política imagino que muchos se van a ir como yo”.

Fuente: En Foco XXI – On24

(Visited 26 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here