Maxion Wheels, la multinacional brasilera y principal competidora de Mefro Wheels, estaría interesada en explotar la fábrica de llantas de acero rosarina, según anunciaron a la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) los propietarios de Cirubon, el actual operador de la planta.

La novedad surge en momentos en que la única industria del rubro en Argentina corre riesgo de volver a cerrar, por la falta de demanda y la nula competitividad en los precios ante la apertura de las importaciones de esos productos.

La noticia se conoció ayer, justo cuando el gremio había convocado a los trabajadores a una asamblea para diagramar un plan de lucha en reclamo de acciones y políticas tendientes a reactivar la planta que, desde su reapertura en septiembre pasado, no tuvo pedido ni venta alguna pese al compromiso del gobierno nacional de promover su producción en las terminales y de restringir la entrada de llantas de acero al país.

“La asamblea para fijar un plan de lucha se transformó en una grata noticia”, comentó el abogado de UOM Rosario, Pablo Cerra. Es que la posibilidad de una reactivación de la fábrica renueva esperanzas tanto en los 25 empleados de Mefro que hoy sólo desempeñan tareas de mantenimiento como en otros 50 trabajadores que iban a ser reincorporados conforme se retomara la actividad y que desde este mes quedan desprotegidos porque vence su seguro de desempleo.

Cerra relató que Ricardo Cicarelli, propietario de Cirubon y administrador de Mefro, aseguró que tras un análisis de la situación y potencial de la planta, el directorio de Maxion ya dio el visto bueno para encarar el proyecto, que por estas horas es evaluado por los accionistas de la multinacional.

Por el momento se desconoce la figura legal que permitiría que la metalúrgica brasilera tome posesión de la explotación de la planta rosarina, aunque habría varias alternativas y “legalmente tiene el campo allanado”, afirmó Cerra. Cabe recordar en este sentido que Cirubon no es el propietario sino el actual operador, aunque tiene abierta la opción de comprarla.

De todas maneras, desde la UOM prefieren manejar la información con cautela, porque no es oficial y la fuente es precisamente Cirubon, cuya gestión al frente de Mefro es cuestionada por el sindicato: “No superó ni alcanzó las expectativas, y no consideró ninguna sugerencia del gremio para reactivar la planta”, sentenció el abogado.

Maxion “no es una empresa de capitales argentinos, se dedica a este rubro desde hace más de 50 años y ha sido la competencia internacional de Mefro Wheels. Si la compra para vaciarla, no tiene sentido porque ya no hay qué vaciar y si lo hace con una postura expansiva, tendría mucho por ganar al no haber competencia”, especuló Cerra.

Hoy Mefro Wheels no produce ni vende y “lo que la mantiene en pie es la resistencia de sus trabajadores. No es una fábrica más en Argentina: es una actividad industrial en sí misma porque no hay otra igual. Es lo que los políticos no entienden”, remató el letrado.

Fuente: En Foco XXI – La Capital

(Visited 13 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here