Una pequeña empresa que tiene veinte empleados recibió una factura de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) con una cifra muy difícil de abonar. Carlos Rovetto, titular del frigorífico El Magrito, ubicado en Totoras, contó que la última factura que recibieron es de 272 mil pesos. Si alguien piensa que una industria pequeña puede sobrevivir de esta manera está viendo otra película. No se puede pagar”, sentenció.

“El bimestre pasado pagamos 233,721 pesos de luz, pedimos un convenio en tres cuotas porque ya era complicado pagarlo”, indicó el emprendedor diálogo con en Radio Regional LT23. El hombre contó que para no sufrir nuevamente la misma situación, implementaron medidas reduciendo el consumo de la empresa y lograron utilizar 3.862 kw menos que el bimestre anterior. Pero la sorpresa fue grande al recibir la última factura. “Creíamos que íbamos a pagar menos, pero la boleta llegó con 272 mil pesos; es decir, consumimos menos y pagamos más”, relató indignado.

En ese sentido indicó que hay otras empresas en similares situaciones e incluso carniceros de Totoras que recibieron boletas por 40 mil pesos. “Si el mes que viene tengo que pagar lo mismo es mejor que cierre”, mencionó, aunque advirtió que “no tomarán ninguna decisión que perjudique a los empleados”.

Ante este panorama, el intendente Horacio Carnevali le envió una carta al gobernador Miguel Lifschitz, donde solicitó la intervención ante estos desproporcionados aumentos. Además, un grupo de vecinos se manifestó en las puertas de la sede de la EPE local.

“Una pequeña industria no puede sobrevivir de esta manera”, continuó, y recordó que tanto el cómo sus empleados tienen los impuestos al día y que la única forma de salir de esta situación es reducir los costos: “Tendremos que poner un camión en vez de dos, buscar otro tipo de salidas, pero sin perjudicar a los trabajadores”.

Fuente: En Foco XXI – La Capital – Rosario 3

(Visited 13 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here