La Zona Franca Santafesina quedó finalmente operativa. Después de largo años de espera, el área especial emplazada en Villa Constitución recibió el aval de la Provincia para comenzar sus actividades.

La habilitación por parte del gobierno provincial es el último trámite que faltaba. Luego de algunos intentos fallidos, la licitación se hizo en el año 2010 con un pliego pensado para hacer el proyecto más atractivo para los inversores, pero que luego debió ser modificado porque contradecía disposiciones aduaneras a nivel nacional.

“El pliego estaba de cabeza respecto a lo que requería la Aduana”, confió el presidente de la empresa concesionaria, Guillermo Misiano. A esas complicaciones se sumó un cambio de gobierno nacional que modificó la óptica. Hasta el día de hoy, y a pesar de tener las habilitaciones aduaneras y estar dada de alta en el sistema Malvina para el comercio internacional, la ZFS no podía operar por no tener el aval de la Provincia respecto a las obras que se hicieron dentro del predio.

¿Ahora sí?

Tal como se reflejara días atrás, entre los interesados en que la habilitación que llegó, se encuentra un grupo de empresas navales interesadas en instalar un astillero sobre la parte costera del predio. Si la luz verde no llegaba, la inversión de más de 200 millones de pesos podía mudarse a Puerto Iguazú.

Fuente: En Foco XXI – On 24

(Visited 22 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here