Representantes del sector comercial y de servicios de la provincia concurrieron a un encuentro con funcionarios de la cartera que comanda el ministro Aranguren. Presentaron la situación de las pymes comerciales frente al incremento en las tarifas de los servicios.

Días pasados, dirigentes de Federación de Centros Comerciales de la Provincia de Santa Fe (Fececo) y la Asociación de Entidades Empresarias del Sur Santafesino (Adeessa), junto a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), se reunieron con el secretario de Coordinación Política Energética del Ministerio de Energía y Minería de la Nación, Alejandro Sruoga, con la intención de solicitar la modificación de la política de quita de subsidios a los servicios públicos y la disminución de la alícuota del IVA en las facturas.

Tras la reunión, el presidente de Fececo, Adrián Schuck, comentó a Mirador Provincial: “La conclusión es que estamos mal… El costo del kilowatt está hoy en $1,10, para las empresas prestadoras de energía, y a nosotros, los comerciantes e industriales, en promedio nos termina saliendo 5 pesos. Unos 2,50 se va en distribución y transporte de la EPE, donde se involucran diferentes ítem que no sabemos bien. El resto obedece a diferentes impuestos incluidos en el valor del servicio”.

Precisó también: “Ahora en agosto habrá un incremento en el costo del kilovatio de 20 centavos, y habrá que ver a cuánto lo transfiere la EPE. Según se estima, será otro aumento de entre 18 y 20 por ciento”, advirtió el dirigente.

Schuck precisó que realizaron un planteo de disminución del IVA sobre las tarifas del 27%, para que se logre llevar a un 10,5%. “Por ejemplo: frutos, cereales o vehículos destinados a la producción tiene ese 10,5 otorgado. Hace unos días le enviamos a Came una nota en la cual dejamos planteada la necesidad de reducir el IVA en ese porcentaje. Si bien sabíamos que el tema del IVA es algo que no maneja el Ministerio de Energía de la Nación, quisimos dejárselo planteado porque es trabajar mirando hacia un futuro. Y también tenemos que hacerlo en la provincia, porque si bien es un impuesto nacional también es coparticipable”.

Pese a que está en el orden del 27 por ciento y si bien no afecta a los contribuyentes que son responsables inscriptos porque en realidad es un crédito fiscal que obtiene cada comerciante, sí afecta a toda la cadena de pequeños comerciantes que son monotributistas y a las familias o contribuyentes residenciales, que de aportar el IVA al máximo valor no es más que una transferencia de un dinero que después es destinado al consumo. Ese consumo hoy está en baja total y pone en crisis a muchos comercios; todo esto sumado a la presión tributaria y el momento coyuntural del país, pone en riesgo no sólo las fuentes laborales, sino la actividad en general de las pymes comerciales.

Devolución
El titular de Fececo detalló las respuestas de los funcionarios del Ministerio de Energía y Minería de la Nación que los recibieron. “Ellos nos dicen que entienden nuestra postura, que en Energía no definen los aspectos impositivos, pero que están al tanto de la situación. Hace dos años, cuando el kilovatio era subsidiado, el impuesto era calculado sobre ese monto, es decir, sobre la diferencia menos el subsidio. Hoy ese subsidio no está y la carga impositiva va sobre el total, lo que hace que la recaudación haya aumentado de manera desmesurada. Y cuando hablamos de recaudación, están involucradas las arcas municipales, provinciales y nacionales. Cuando la Provincia te patea la pelota para la Nación a partir de que el IVA es un impuesto nacional, nos encontramos con el problema de que la Nación argumenta que es un impuesto coparticipable a las provincias, entonces nos dicen que este planteo lo hagamos ante Provincia”.

— Es un agujero negro…

— Tal cual. Hoy por hoy, según nuestros cálculos, entre municipales, provinciales y nacionales se están pagando el 6% (CAP), 3,5% (Ingresos Brutos) y el 27% (IVA). Todo eso suma un 36,5% de impuestos, que antes era sobre 95 pesos (lo que valía el kilovatio) y eso daba un costo, pero ahora se paga sobre 1.070 pesos. Entonces el monto de recaudación impositiva pasó de 25 a 395 pesos sobre cada megavatio, en promedio.

Presencias

Participaron de la reunión el director ejecutivo de Came, Ariel Fonseca; el presidente de Fececo, Adrián Schuck; el secretario de la entidad, José Ferrero; y el vicepresidente de Adeessa, Maximiliano Ferraro.

Período de propuestas

El gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, encabezó en la ciudad capital la 11ª asamblea plenaria del Consejo Económico y Social de Santa Fe (Ceys), ocasión en la cual presentó el acuerdo santafesino para la producción, el trabajo y la innovación en la provincia. Al respecto, Adrián Schuck, presidente de Fececo, destacó: “Terminó una etapa de catarsis y comenzó una etapa de propuestas, así que lo vemos positivo más allá de que todavía no sabemos cuáles serán los resultados finales”.

Asimismo, dijo: “Nosotros vamos a hacer las propuestas porque así lo indica este período. Nos propusimos abordar temas vinculados con trabajo, infraestructura, presión tributaria y tarifas de servicios, que para nuestro sector representan aspectos fundamentales. Ya hemos propuesto algunos ítem, sobre todo en el tema tarifas, porque los impuestos incluidos, por ejemplo, en el servicio de energía eléctrica, son muy elevados. Y con respecto a la EPE, lo que propone el gobernador de abrir los números, nos parece correcto”.

El representante del sector comercio y servicios agregó que “en cuanto a las tarifas, desde nuestro sector expusimos que la base imponible de hace dos años ha cambiado a la fecha, y eso produce que la recaudación impositiva a partir de las tarifas de la EPE se ha incrementado por diez, y aún más, tanto para los impuestos municipales, provinciales y nacionales”.

Fuente: En Foco XXI – Mirador Provincial

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here