La multinacional John Deere continúa con su plan de expansión en el mercado nacional. Luego de quedarse con King Agro, empresa especializada en la fabricación de botalones (barrales) de fibra de carbono para pulverizadoras, con base operativa en Campana, se queda ahora con el control de Pla.

La empresa de Las Rosas siempre estuvo en la mira de la gigante norteamericana;  algo más de una década atrás, negociaba con el fallecido Juan Carlos Pla, fundador de la empresa familiar, quien acudió a los servicios de un negociador formado en el exterior, para concretar la operación que finalmente no llegó a buen puerto.

Manejada actualmente por un fondo de inversión, Pla queda finalmente en manos de John Deere, cuyo interés por la empresa no pasa por la marca (de un peso significativamente menor) ni por su red de distribución (también considerablemente inferior), sino por la compra concreta de un “activo fabril”, para dejar de importar fumigadoras de Brasil para pasar a fabricarlas desde Santa Fe.

El guiño de la “empresa del ciervo” es sumamente positivo para la política económica que Mauricio Macri sostiene con el campo. “Si el presidente no hubiera ratificado la baja de retenciones esta operación no se si llegaba a concretar” dijo una voz cercana a la empresa. La fuente, de reconocida trayectoria en el sector de la maquinaria agrícola agregó: “El proceso de concentración de la maquinaria agrícola es una tendencia mundial para buscar eficiencia en la producción. Argentina es uno de los países con mayor  atomización de empresas de implementos agrícolas, fenómeno que resta competitividad”.

Desde el gobierno hay confianza en un sector que históricamente reclamó protección. En un reportaje que le hiciera el diario Clarín al Ministro de la Producción, Dante Sica, el funcionario aseguró: “Sectores que  hasta el año pasado eran demandantes de medidas de protección hoy están pidiéndonos ayuda para poder exportar….En los últimos dos años se abrieron 65 mercados para la agroindustria. Esta mejora que ha tenido el tipo de cambio está dando un aumento del crecimiento de las exportaciones muy fuerte”.

El plan que el gobierno nacional tiene previsto para la maquinaria agrícola, según el Ministro, es “duplicar las inversiones para alcanzar los US$1.000 millones entre 2018 y 2020, con exportaciones por US$700 millones, el triple del nivel actual. Hay 13.000 trabajadores directos y 30.000 indirectos, principalmente en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. El 96% de las empresas del sector son pymes. Buscan crear 2.000 nuevos puestos de trabajo”.

Expertos aseguran sin embargo, que el sector de la maquinaria agrícola va hacia una concentración inevitable para buscar eficiencia, “estamos atrasados en tecnología y diseño industrial, hoy no somos competitivos, es imposible que una pyme logre esa competitividad frente a gigantes internacionales que manejan volúmenes de producción fenomenales, única manera de bajar los costos. No todo es el tipo de cambio” aseguran.

Fuente: En Foco XXI – On24

(Visited 10 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here