Como un síntoma más de la grave situación que viene atravesando el país, la Cámara Regional de la Industria y Comercio Exterior (Cricex) solicitó la declaración de la emergencia industrial en la provincia de Santa Fe.

El presidente de la entidad, Alejandro Antonellini, quien detalló: “Hace varios meses venimos viendo todos los problemas que tenemos las micro empresas y pymes de la región. Estamos sufriendo la caída de ventas, muchas empresas tienen stock y no pueden seguir fabricando porque no venden. Esto hace que la situación sea cada vez más dramática, entonces por ahí también se ve interrumpida la cadena de pago y eso genera una situación problemática en las empresas. A eso hay que sumarle la presión fiscal que prácticamente no te da respiro, y todo eso hace que la situación sea de emergencia”.

El dirigente comentó que la Cricex se hace eco de una solicitada publicada por la Federación de Industriales de Santa Fe (Fisfe) donde se describe la grave situación que atraviesa el sector.

Antonellini volvió a plantear que pese a la crisis, a diferencia de la ciudad de Firmat que es “Vassalli dependiente, Venado Tuerto tiene una matriz productiva bastante diversificada y heterogénea. Lo que pasa es que ahora llegamos a fin de año y vienen todas las obligaciones de aguinaldo, vacaciones, y eso hace que cualquier pequeña crisis que tengas se agigante”.

En cuanto a despidos el referente de la Cricex comentó que “en el Parque Industrial las empresas están manteniendo a su personal, pero la situación es bastante complicada y más ahora con el tema del bono. Como empresario ves que se vienen toda una serie de obligaciones que pagar y por el otro no vendes y está caído todo, te agarra mucha desesperación”.

Si bien la Cricex siempre tuvo cierta cautela para hablar de la crisis, en esta oportunidad Antonellini remarcó que “la situación es grave y por eso hacemos este pedido de declaración de emergencia. Queremos ver si tocamos la sensibilidad de los gobiernos para que vengan a nuestro encuentro y la situación no se agrave más. Julio y diciembre son los meses en que más erogaciones tienen que hacer las empresas y si a eso se le suma la caída de ventas la situación es muy complicada”.

Fuente: En Foco XXI – Pueblo Regional

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here