El organismo nacional hizo su propia estimación sobre el impacto de las inundaciones. Además, indicaron que se perderá “prácticamente la totalidad de los cultivos de soja, girasol y algodón” y que también se verá afectada la producción ganadera

Alrededor de tres millones de hectáreas están afectadas por las inundaciones en el norte santafesino, de acuerdo una estimación del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta). La semana pasada el gobierno provincial había calculado que la zona comprometida es de 300 mil hectáreas, pero este lunes el organismo nacional informó que los daños alcanzan a una superficie mucho mayor.

El director del Centro Regional Inta Santa Fe, José Luis Spontón, aclaró que aún no se pueden dar mayores precisiones porque es muy difícil llevar a cabo un relevamiento certero, debido a que se esperan más lluvias para los próximos días. De todos modos, el funcionario arriesgó su propia estimación y dijo que un tercio de la provincia –alrededor de tres millones las hectáreas– están afectadas por las aguas.

Según un informe elaborado por el Inta, en el norte de Santa Fe las precipitaciones acumuladas en enero alcanzaron los 400 milímetros y en el último mes llovió, en determinadas zonas, lo mismo que el promedio anual. Las abundantes lluvias registradas se suman al agua que se escurre desde Chaco y Santiago del Estero, lo que complica aún más la situación.

Para Spontón, las inundaciones son “un golpe muy fuerte” para toda la zona norte de la provincia, con pérdidas millonarias que terminarán impactando en la producción. “Es un tercio de la provincia, pero la parte productiva desde Tostado hacia arriba por la ruta nacional 95 es la más afectada con pérdidas cercanas al 100%. Hay lotes de producción de girasol que no se han podido cosechar; por ahora la producción de soja y algodón en el noreste no están tan afectadas, pero de seguir las condiciones meteorológicas adversas, es probable que empeoren”, señaló Spontón a LT10.

El titular del Inta Santa Fe indicó además que los pronósticos no son alentadores: “Hay una diagonal de lluvias de noroeste a sudoeste, partiendo prácticamente desde Bolivia hasta el centro de la provincia de Santa Fe y Entre Ríos. Sabemos que toda ese agua viene hacia el río Paraná, así que todavía hay agua que viene para complicar las cosas un poco más”.

Cultivos bajo agua

El Inta también reveló que hay cultivos que se perderán por completo y que la crisis hídrica también impactará sobre la producción ganadera.

Mario Basan Nickisch –especialista del Inta Reconquista– señaló que “los recientes excesos hídricos superficiales afectan directamente al norte de Santa Fe, en donde las localidades de Santa Margarita, El Nochero, San Bernardo y Villa Minetti presentan una situación grave”.

En esa zona, según el especialista, “se perdió prácticamente la totalidad de los cultivos de soja, girasol y algodón mientras que el ganado menor y mayor está en riesgo”.

Del mismo modo que el director del Inta Santa Fe, Basan Nickisch adelantó que “si bien la situación está evolucionando, los pronósticos (de lluvias) a corto plazo no son favorables”, por lo cual la situación podría agravarse.

En la misma línea se manifestó Roberto De Ruyver, especialista en agrometeorología del Inta Castelar: “Las lluvias intensas son propias de la naturaleza y de la inestabilidad del verano”, por lo que recomendó “estar siempre preparados para estos eventos extremos en el corto período de tiempo porque son una posibilidad, aún en años con estimaciones de escasas precipitaciones”.

Fuente: En Foco XXI – El Ciudadano

(Visited 13 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here