Después de un acampe que llevó a la compañía a pedir que imputen a los despedidos que reclamaban la reincorporación el juez Hernán Postma definió que el Ministerio de Trabajo será el lugar donde definir el problema entre la empresa y los trabajadores

Este viernes un grupo de trabajadores desvinculados de la fábrica de electrodomésticos Electrolux fueron al Ministerio de Trabajo provincial para manifestarse en contra de los despidos que, según ellos contabilizaron, ascendieron a 40 en las últimas dos semanas. Por la tarde tuvieron que comparecer en una audiencia en la Justicia porque mantenían un acampe desde la mañana frente a la fábrica de Battle y Ordoñez al 3400. Los abogados de la firma pidieron al juez Hernán Postma imputarlos por tenencia de arma de fuego, entre otros delitos, pero el magistrado desestimó la solicitud. En cambio, definió que deberán presentarse el lunes a las 9 en las oficinas de la cartera laboral en Ovidio Lagos y San Lorenzo para resolver el conflicto con la empresa. De la audiencia participaron legisladores, representantes de distintos gremios y organizaciones sociales en defensa de los trabajadores.

Al límite

“Hacemos un llamado a la solidaridad. Los telegramas llegan sin causa. La indemnización se deposita rápidamente. Nosotros no queremos el dinero. Queremos volver a trabajar. Afuera no hay nada. Somos sostenes de familia. No podemos resignar el puesto. Sería resignar el pan que ponemos en la mesa cada día”, dijo uno de los empleados echados ayer a Canal 3. El joven pidió que no criminalizaran la protesta que llevaban adelante frente a la empresa, pero por la tarde y a instancias de los abogados de Electrolux, tuvieron que ir a una audiencia en la Justicia donde la fiscal fue Valeria Haurigot. Después de escuchar un descargo de casi media hora de los abogados de la empresa el juez Postma definió que era responsabilidad del Ministerio de Trabajo resolver el conflicto. Durante la tarde también se conoció las adhesiones contra el uso de la fuerza para desalojar a los trabajadores del acampe. Lo firmaron Adolfo Pérez Esquivel (premio Nobel de la Paz); Carlos del Frade (diputado provincial de Santa Fe); Daniela Vergara (secretaria de Derechos Humanos de Amsafe); la concejala Celeste Lepratti; autoridades de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH); e hijos de desaparecidos, entre otros referentes.

De atrás

El lunes la firma de electrodomésticos Electrolux despidió a 20 trabajadores. La semana anterior, siempre según contaron los empleados, habían llegado telegramas a otras 20 personas de la empresa. Si bien los despedidos iniciaron una medida de fuerza, la Unión de Obreros Metalúrgicos (UOM) de Rosario solo acusó haber conseguido una promesa de la compañía: no habrá nuevos despidos hasta que termine 2019. “El gremio lamenta cada trabajador despedido. El acuerdo logrado es para que no haya más cesantías, pero es triste ver que compañeros trabajadores pierden su fuente laboral”, dijo Antonio Donello, secretario general de la UOM, a través de un comunicado. Pablo Cerra, abogado del gremio metalúrgico agregó: “Es un día triste por los despidos, pero logramos este acuerdo para frenar la sangría de trabajadores. El resultado del acuerdo lo abordamos con una asamblea colmada de trabajadores que apoyaron las gestiones que pudimos realizar”.

El acuerdo, que fue criticado por los despedidos ayer, no es nuevo. En junio el gremio y la empresa firmaron un papel donde se comprometían a no despedir a nadie durante 2018. Fue después de que la compañía, que tuvo 800 empleados, diera de baja 60 contratos y entregara retiros voluntarios a 15 empleados. La empresa después adelantó las vacaciones de todos los trabajadores y cerraron la planta durante octubre por la caída en las ventas luego de la apertura de las importaciones y la baja en el poder adquisitivo.

Fuente: En Foco XXI – El Ciudadano

(Visited 25 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here