Un primer relevamiento de la Bolsa de Comercio de Santa Fe detalla el grado de afectación de la agricultura y la ganadería en los tres departamentos del norte. 9 de Julio es el más perjudicado, con daños casi totales.

La Bolsa de Comercio de Santa Fe, a través de su Sistema de Estimaciones Agrícolas, realizó un primer relevamiento de los daños que causó el clima en los tres departamentos del extremo norte provincial, los más afectados por las inundaciones.

Tras un repaso de los eventos que desde comienzos del año sacuden la región, fundamentalmente lluvias excesivas y grandes masas hídricas que llegan desde provincias vecinas, el reporte enumera los perjuicios agrícolas y ganaderos sobre un área que supera los 3 millones de hectáreas en 9 de Julio, Vera y General Obligado.

9 de Julio

El extremo noroeste los daños han sido en muchos casos totales. En 9 de Julio, sólo se sembró un 20% de las 37.000 hectáreas que se esperaba implantar con soja de primera. Y de esa área apenas pudo trillarse el 5 % en las zonas más altas. En los cultivos de segunda, apenas pudo sembrarse el 6% de las 56.000 estimadas, perdiéndose la totalidad.

Por otra parte, sobrevivieron unos pocos lotes de sorgo que fueron utilizados para autoconsumo. Similar situación ocurrió con los maíces de primera, que apenas pudo ocupar 1.500 hectáreas. El algodón tuvo una siembra, crecimiento y desarrollo normal hasta comienzo de floración, donde la gran mayoría de las tareas de seguimiento y control ya sea de insectos y malezas no se pudieron realizar, quedando los cultivares con consecuencias y realidades muy complejas, evaluándose con el transcurso de los días.

En tanto, la ganadería departamental está afectada en su totalidad y en distintos grados de acuerdo a la posición topográfica de cada establecimiento y lotes. Los distritos afectados con mayor impacto fueron Gato Colorado, SantaMargarita, Gregoria Pérez de Denis, Villa Minetti, San Bernardo, Pozo Borrado y centro norte de Tostado.

Vera

En Vera el sorgo granífero y forrajero se sembró aproximadamente sobre unas 800 a 1.000 ha, de las cuales solo unos pocos lotes altos han sobrevivido y fue utilizado para autoconsumo. El maíz temprano se sembró una superficie superior a 800 ha, con una situación similar a la del cultivo de sorgo. El algodón tuvo la misma suerte que en 9 de Julio al igual que la ganadería, especialmente perjudicada en Cañada Ombú, Fortín Olmos, Garabato, Golondrina, Intiyaco, Los Amores, Tartagal, Toba, La Gallareta y centro oeste de Vera.

General Obligado

En el extremo nordeste, la primera estimación sobre soja de primera, soja de segunda, sorgo granífero y forrajero, maíz temprano, maíz tardío, algodón y caña de azúcar muestra un impacto de un 20 a 22 % de la superficie sembrada. En tanto, la ganadería local no es ajena a lo que ocurre en los otros departamentos, con mayor impacto fueron Florencia, Villa Guillermina, El Rabón, Villa Ana, Ingeniero Charnoudié, La Sarita, El Arazá y centro oeste de Las Toscas, de Villa Ocampo, de El Sombrerito, de Arroyo Ceibal. Mientras que el resto de los distritos tiene menor grado de afectación, principalmente el sector oeste.

Fuente: En Foco XXI – CampoLitoral

(Visited 12 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here