Comenzó a funcionar la fábrica de pan rallado de Molino Bombal. En un espacio nuevo, de 840 metros cuadrados, 10 operarios trabajan las 24 horas en tres turnos, y producen 500 kilos de pan por hora, que se vende bajo el nombre “Sr. Pan”.

Fieles a su estilo emprendedor, los directores de Molino Bombal (ubicado en esa localidad del sur santafesino) apuestan a nuevos proyectos, en este caso construyeron, en el predio de la empresa, una fábrica de pan rallado que antes funcionaba en Bigand, bajo el nombre de “SB”.

En Molino Bombal cerraron el círculo, y hay un doble agregado de valor, primero transforman el trigo en harina, y luego, la hacen pan, para finalmente rallarlo y salir al mercado.

Hoy, la empresa nacida en 2005, cuenta con 37 empleados (entre administración, proceso, carga y acopio), y pese a que, en numerosas ocasiones, como le suele suceder a la mayoría de las pymes del país, tuvo que sortear innumerables adversidades, lleva 14 años de continuo crecimiento.

Desde haces pocos días producen pan rallado en Bombal en un espacio nuevo, de grandes dimensiones, donde 10 operarios trabajan las 24 horas en tres turnos, de lunes a viernes, y producen 500 kilos de pan por hora, que lo fraccionan en envases de 500 gramos, 10 y 30 kilos.

La flamante fábrica, de 840 metros cuadrados, permiten hacer más pan rallado, bajo el nombre “Sr. Pan”, y de esta manera, Molino Bombal va poder ampliar su zona de distribución y venta del producto.

“Teníamos una demanda creciente que no podíamos satisfacer porque en Bigand las instalaciones no permitían crecer”, precisó Javier Cartabia, uno de los responsables de la compañía local.

“Desde ahora, en la nueva planta, se realiza el producto de forma automatizada. En Bigand era más artesanal, pero ahora tenemos una línea en donde se hace la preparación de la masa, hasta la cocción y molienda de manera automática. El objetivo es abastecer la demanda creciente que teníamos, en Bigand el espacio físico no nos permitía crecer en cantidad de producción. Ese fue el motivo de hacer esta fábrica nueva con más capacidad de proceso”, anticipó Cartabia.

El responsable de Molino Bombal indicó que hoy la producción se reparte en su “tradicional área de influencia que es de aproximadamente 200 kilómetros a la redonda, y ahora estamos ampliando la frontera haciendo envío de partidas a La Pampa, Salta, Chaco, y más al interior de la provincia de Buenos Aires, porque ahora, al tener más producción, podemos abastecer una demanda que antes no podíamos”.

Molino Bombal

Los socios de Molino Bombal SRL son personas con años de trayectoria en las actividades agrícola-alimenticias, y comenzaron con el análisis del proyecto de inversión con el objeto de diversificar sus actividades particulares. Es así como en el año 2003 deciden asociarse, y en 2015 comenzaron a producir.

La empresa, comercializa, bajo el nombre “Cúspide”, harina Premium, 000, y 0000, además de harinas para pizzas, leudantes, industriales, y premezclas.

Fuente: En Foco XXI – Diario La Ciudad

(Visited 36 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here