“Es una irresponsabilidad y una hijaputez tremenda que les hayan cortado la prepaga. Es grave el desprecio que la empresa ejerce sobre los compañeros”, denunció Mauricio Brizuela, secretario general del Soepu.

Los 200 trabajadores de la procesadora de residuos industriales IDM de San Lorenzo se vieron sorprendidos este martes cuando fueron notificados verbalmente que se habían quedado sin cobertura médica. “Es una irresponsabilidad y una hijaputez tremenda que les hayan cortado la obra social. Es grave el desprecio que la empresa ejerce sobre los compañeros”, denunció Mauricio Brizuela, secretario general del Sindicato Obreros Empleados Petroquímicos Unidos (Soepu).

Desde este miércoles, la producción de IDM permanece detenida a modo de medida de fuerza. Los trabajadores se enteraron de que ya no tenían servicio de medicina prepaga cuando fueron a la oficina de atención situada en el centro de San Lorenzo. “La empresa viene de mal en peor y todos quedaron aislados del sistema de salud”, lamentó Brizuela.

Según el sindicalista, desde IDM argumentaron que una nueva compañía de medicina prepaga se encontraba en proceso de habilitación para cubrir el servicio de salud de los trabajadores. “La empresa no comunica fehacientemente nada. Tiene que avisar con anticipación. Desde la prepaga dijeron que ya no tenían convenio con IDM. Es una irregularidad grave porque la ley establece que la obra social tiene que hacerse cargo de la cobertura médica de los trabajadores por los próximos tres meses”, remarcó Brizuela.

“Dejaron a los trabajadores sin obra social y tampoco dan la cara”, insistió el secretario general de Soepu. “La empresa tiene la llave para destrabar el conflicto. La prepaga también ofrece descuento en farmacia, por lo que los compañeros han tenido que desembolsar mayor cantidad de dinero para comprar medicamentos”, añadió.

Brizuela también alertó que los trabajadores de IDM aún no cobraron aguinaldo. “Hay compañeros que cobraron una quincena de 10 o 12 mil pesos. Si tienen que gastarse 3 mil en medicamentos se quedan sin comer”, aseveró.

Irregularidades ambientales

En abril del año pasado, el ministerio de Medio Ambiente de Santa Fe emitió un comunicado en el que confirmó “el retiro de la clave como operador y almacenador transitorio de residuos peligrosos dentro del sistema de manifiesto electrónico de la empresa IDM, de la ciudad de San Lorenzo”.

La medida obedeció “a los incumplimientos reiterados por parte de la empresa en su tratamiento de residuos industriales peligrosos, lo que implica la imposibilidad de ingreso a su planta de residuos peligrosos por parte de los generadores”. Es decir, de los clientes de la firma. “La empresa viene con problemas desde el año pasado, cuando le retiraron las habilitaciones por irregularidades”, ratificó Brizuela.

Oportunamente, el secretario de Medio Ambiente César Mackler había dicho que “hasta el 2015, la empresa IDM llevaba los residuos industriales a un tratador habilitado en la provincia de Córdoba. Cuando ese tratador quedó inhabilitado, decidió no llevar los residuos a ningún relleno de seguridad y los acumuló al costado del Arroyo San Lorenzo, teniendo aproximadamente entre 2 y 3 mil toneladas de cenizas”.

Enrique Lauría, el fallecido titular de IDM, no había demorado en salirle al cruce a Mackler. “IDM cuenta con tecnología para que los residuos industriales pasen por un procesamiento de vitrificación. O sea, que un objeto adquiera la apariencia de un vidrio. La Provincia había aprobado el sistema pero cambió de política, propia de dos siglos atrás”, había cuestionado el empresario.

Fuente: En Foco XXI – El Ciudadano

(Visited 17 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here