Sebastián Gibbons, uno de los titulares de la empresa Texel, radicada en el parque industrial de la ciudad de Roldán, expresó su preocupación ante las últimas medidas económicas anunciadas por el gobierno nacional.

La fábrica, dedicada a la elaboración de equipos para medicina estética, requiere importar componentes electrónicos y esta semana no pudo realizar las operaciones habituales debido a las restricciones monetarias.

“El gobierno nos tiene paralizado el giro de divisas al exterior y entonces no podemos producir ni vender”, explicó Gibbons en diálogo con el portal El Roldanense, y agregó: “a esto hay que sumarle el parate general que hay y el aumento que tuvo la materia prima. Nosotros compramos en dólares y vendemos en pesos financiados por nosotros, y ahora no nos dejan ni siquiera importar”.

“Estamos sentados esperando porque desde el banco nos dicen que no tienen disposición del Banco Central, las páginas están caídas. Si no se libera en estos días tenemos que hacer devolución del dinero porque hay clientes que ya nos pagaron para congelar el precio”, aseveró. Además, “sin producción y sin ventas, se corta la cadena de pagos; contamos con 24 empleados y si esto no cambia se va a poner difícil”.

Fuente: En Foco XXI – Región La Capital

(Visited 8 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here