Comerciantes e industriales de Rosario piden que no aumente la presión tributaria. La solicitud surge de la Federación Gremial (FECOI), que sostiene que los sectores productivos no pueden soportar el incremento de impuestos que podría darse si se cae la Ley de Estabilidad Fiscal.

“El Pacto Fiscal fijó una alícuota de Ingresos Brutos del 4,5%. Santa Fe estaba por debajo de eso, y para salvaguardar a la producción, la Provincia hizo un proyecto (la Ley de Estabilidad) que fijó las alícuotas hasta el 31 de diciembre de 2019. El tema es que a fin de año vence el plazo, y desde enero deberíamos enfrentar el impuesto al 4,5%”, explicó Ariel Dolce, presidente de la entidad, a ON24.

Según el ejecutivo, II.BB “es un impuesto en cascada que repercute mucho en los precios y que complicaría mucho el escenario (…) No es que nosotros queramos atentar contra la recaudación de la Provincia, lo que pedimos es que se mantenga”.

El pedido de FECOI se ve obstaculizado por la transición en gubernamental en la provincia, donde nadie toma la posta en el tema. “Se da la situación que los salientes se deslindan de la responsabilidad y los entrantes dicen que no pueden tomar decisiones porque todavía no son gobierno. La realidad es que debería ser una responsabilidad de ambos y consensuar antes de que la ley se caiga y conceder una exención por un año”, dijo Dolce. El problema, según el empresario, “es que no se ve esa actitud y el daño es muy grande”.

¿Cuál es su evaluación del trabajo con el gobierno saliente de Lifschitz?

Salvo los roces normales de la función de cada uno, ha sido una relación buena. Faltó la Ley ART, pero esa no es una cuestión de administración,  sino de los partidos políticos cuyos legisladores no han sabido ver el problema que trae no atacar la industria del juicio.

¿Con qué solicitudes reciben al gobierno de Perotti?

Le pedimos que de una vez por todas se adhiera a la ley ART.  Este es un tema que nos perjudica profundamente porque nos pone en una inferioridad respecto a provincias vecinas.

Por otra parte, le pedimos que no se aumente la carga impositiva. Creemos que un aumento en la presión fiscal puede no significar un incremento en la recaudación, ya que hemos alcanzado un nivel que hace difícil seguir trabajando.

En general, todo el empresariado está bastante cansado, porque invertir hoy en una empresa es la menos atractiva de todas las inversiones posibles. Si no hacemos que los empleadores tengan un contexto político propicio para la actividad, los santafesinos tendremos cada vez menos trabajo.

Sabemos que Perotti tiene una actitud de apoyo a la producción, ahora, si el contexto va a estar en sintonía con eso, no lo tenemos tan claro.

¿Precisan alguna política en particular en materia tarifaria?

Coincidimos en que el sistema tiene que ser sustentable, no tiene sentido pedir que la energía tenga un costo más barato de lo que cuesta producirla, pero a la vez pedimos que se tengan en cuenta las demás variables que afectan a la producción. Una economía no pasa solo por las tarifas, esa es solo una parte. Por eso queremos hablar de la política de créditos, la energética, la tributaria, ART, entre otras.

Miguel Acevedo, el presidente de la UIA, acaba de asegurar que no es imperiosa un reforma laboral, ¿coincidís?

Si. Hoy, las empresas tienen un nivel de facturación muy bajo y una capacidad ociosa muy alta. Una reforma laboral no cambia esto. No digo que no haga falta, pero con el país parado no tiene mucho sentido. Hay que poner la economía en marcha.

En Rosario, algunos bloques de concejales están pidiendo la elevar la cantidad de permisos para venta ambulante, ¿qué pensás?

No creo que sea la solución. No pasa por la cantidad sino por cómo podemos ampliar el poder adquisitivo del consumidor para que puedan sostenerse todos. Hoy el incentivo para no pagar impuestos es muy alto, y estas iniciativas no colaboran con apoyar a quienes hacen las cosas bien.

Fuente: En Foco XXI – On24

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here