Los productores buscan una alianza estratégica con distintos actores para dar inicio a un plan de lucha sostenido hasta lograr 4,50 por litro de leche. La medida fue dispuesta tras asamblea realizada este jueves en Suardi sobre ruta 23 entre las plantas lácteas de Williner y Verónica.

La decisión es dar inicio a un sostenido plan de lucha para lograr la recomposición de precios y la legislación que regule la actividad lechera, la que podrían poner en marcha la semana próxima. La metodología que podrían aplicar será resuelta el próximo martes 7 de julio en una asamblea que realizaran a partir de las 20 en el CET de Atilra en Sunchales en la participaran productores lecheros, tamberos, tractoristas, junto a la comisión directiva de Atilra, a la que también serán invitados los distintos sectores vinculados a la actividad.

La resolución fue tomada en el transcurso de asambleas de productores lecheros llevada a cabo por Apla en Suardi sobre ruta 23,permaneciendo cortada la misma durante aproximadamente dos horas, en la que también participaron trabajadores de las industrias lácteas Verónica y Ilolay afiliados a Atilra, tamberos ordeñadores, tractoristas, peones rurales, veterinarios, representantes de Atlara reuniendo a unas 300 personas, donde de la parte política regional solo estuvieron los presidentes comunales de Suardi y Monte Oscuridad.

“Si nosotros tomamos alguna acción de lucha directa frente a las plantas, a quien perjudicamos es a los trabajadores de las industrias lácteas, porque las industrias reacomodan sus cosas y quienes tienen que soportar son quienes trabajan y nos siguen arrinconando a los productores como vinieron haciendo hasta ahora, entonces consideramos que tenemos que resolver entre todos los actores el plan de lucha para resolver la problemática de la lechería nacional, donde en los inmediato el precio sea de 4,50 pesos y en el mediano plazo se apruebe una ley que regule la actividad”, fue la conclusión a la que arribaron los productores nucleados en Apla al resolver la realización de la asamblea conjunta con la comisión directiva de Atilra para el próximo martes, donde además dijeron que se debe convocar a la mayor cantidad de actores directos e indirectos de la actividad lechera.

Desde la comisión directiva de Apla informaron que presentaron tres carpetas de trabajo al gobierno nacional para resolver la coyuntura y el largo plazo, como así también manifestaron que mantuvieron comunicaciones con las industrias y con funcionarios del gobierno nacional para resolver la situación del momento, pero no tuvieron respuestas

En el transcurso de la asamblea en que se repudió de manera constante la actitud de los industriales por llevar a la situación en que se encuentra la lechería nacional, coincidieron que trabajan a perdida, enfatizando que el costo de producción en esta cuenca no es el mismo que el de otras cuencas, es un 35 % superior al de otras cuencas.

Hubo fuertes críticas hacia el Ministro de la producción de Santa Fe, quien hasta se negó a recibir al presidente de Apla por ser un crítico de las actitudes del gobierno de esta provincia, dijeron, como así también fuertes enfáticas fueron las críticas a los candidatos a intendentes de los municipios de la provincia de Córdoba que directamente ignoran el problema cuando están perdiendo tres tambos por día, al igual que para los intendentes y presidentes comunales de las localidades de la provincia de Córdoba, Santa Fe y Santiago del Estero, quienes no solo que están ausentes en la actividad, sino que no se interesan por lo que está pasando.

“Los industriales están agrupados en una organización cuasi mafiosa, no les importa a los productores, ellos van por los litros de leche, El CIL que agrupa a las grandes empresas es la que fija las acciones y Apymel que reúne a las pequeñas empresas no le queda otra que acatar lo que Miguel Paulon desde el CIL decide, cuanto pagar, que va a ser de nuestro futuro. Necesitamos unión y fuerza para que la lechería no quede en pocas manos” fue otra de las expresiones vertidas en el transcurso del debate, donde además dijeron no estar de acuerdo con quienes proponen un cupo de producción para que ante la falta de leche la industria pague más.

No podemos estar en el campo trabajando, no podemos pensar en producir cuando vivimos todos los días en los bancos para pilotear el alto endeudamiento al que nos llevaron fue lo expresado por uno de los productores sintetizando las múltiples voces que sonaron dando cuenta de la profunda crisis a la que están siendo sometidos como parte de un plan de monopolización de la actividad que vienen llevando adelante las grandes industrias que manejan el mayor porcentaje de producción con la finalidad de hacer desaparecer a los pequeños y medianos productores a los fines de concentrar la producción en mega tambos.

Es clave para resolver la lechería nacional luchando todos juntos, necesitamos generar alianzas estratégicas para esta lucha, pero no esperemos que otros hagan lo que tenemos que hacer nosotros, primero tenemos que lograr la unión de los tamberos poniendo voluntad de lucha, haciendo lo que es necesario hacer con las industrias para que no sigan saqueando al productor, debemos ser capaces de llevar adelante las acciones que sean necesarias y sostenerlas hasta que no recompongan los precios y con ese objetivo tenemos que trabajar junto a Atilra, sumando a los veterinarios, los ingenieros, los comerciantes y a todos los que directa e indirectamente viven de la lechería, sostuvo uno de los directivos de Apla

Mientras que otro de los integrantes de la entidad que nuclea a los productores de leche acotó, “No nos vamos a poner sobre nuestras espaldas la lucha por la baja del precio, porque sería prolongar nuestra agonía tres a cuatro meses, esta lucha apunta directamente a que nos aumenten el precio para que dejemos de perder, para que no terminemos fundiéndonos”

El productor tiene que sumar al consumidor en esta lucha porque son las dos puntas que pagan las consecuencias, al trabajador a través de las paritarias le aumentaron un 30 %, las industrias y los hipermercados aumentan los productos lácteos de manera permanente, a los productores lecheros solo nos aumentaron un 7 %, ellos se quedan con una torta demasiado grande, entonces tenemos que luchar junto a los consumidores para que bajen el precio en góndola y aumenten el precio que le pagan al productor por litro de leche, para que la distribución sea equitativa, porque hasta ahora al productor lo funden y el consumidor no puede comprar por los altos precios al quedarse la industria y la comercialización con el esfuerzo de estos dos sectores.

Fuente: En Foco XXI – Regionalisimo

(Visited 14 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here