Aproximadamente 250 personas se movilizaron pacíficamente el miércoles portando pancartas hasta la sede comunal de la localidad de Maciel, 55 kilómetros al norte de Rosario, para concretar la entrega de un petitorio avalado por 2.500 firmas de vecinos en rechazo a la instalación de seis grandes cavas en cercanías del ejido urbano.

El presidente comunal de la localidad, Jorge Marucco, recibió el petitorio “por un Maciel libre de contaminantes”, de manos de dos representantes de los manifestantes, con firmas recolectadas por una comisión de siete miembros que, en representación de todas las entidades de la comunidad, lideran el rechazo a la presencia en la zona de una empresa de Capitán Bermúdez, la que adquirió terrenos a un particular para construir seis cavas de 60 metros de largo, 40 de ancho y cuatro metros de profundidad.

Las obras fueron descubiertas por un vecino de la población, y a partir de ahí cundió la alarma al recordar los pobladores una experiencia anterior por la cual otra cava ajena a esta situación fue construida tiempo atrás clandestinamente y aún su contenido no fue evacuado.

Según trascendió de fuentes locales, aunque la empresa promete arrojar allí residuos orgánicos, se ha establecido que se dedica a la limpieza de fábricas del cordón industrial y de las sentinas de los barcos, por lo que se duda de la clase de residuos que puedan trasladar a Maciel.

Cabe recordar que los vecinos del pueblo efectuaron varias asambleas en el salón parroquial en las que participaron incluso militantes del Taller Ecologista de Rosario y manifestaron su disconformidad hacia la decisión del presidente comunal de otorgar a la empresa el “uso conforme del suelo”, sin consultar a la población, lo que fue seguido por la conformidad del área de Medio Ambiente de la provincia.

A su vez los vecinos reclamaron ver el acta comunal donde se otorga el uso conforme del suelo, porque la misma contendría un párrafo referido a que las cavas se usarían para el “depósito de residuos domiciliarios tratados en laguna”, lo que constituye, según especialistas, cuando menos un error técnico.

Fuente: En Foco XXI – La Capital

(Visited 8 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here