Para conocer más en profundidad de la situación de la empresa santafesina dedicada a la producción y envasado de hortalizas y legumbres frescas y sus proyecciones, la gerenta de Inalpa, Mayra Boglich, participó del Ciclo de Charlas Empresarias OAME, con su disertación, “Los desafíos y superación de dificultades para lograr el éxito de la Empresa”.

Brevemente, ¿en qué va a consistir su presentación de mañana en OAME?

La temática es el liderazgo de la mujer empresaria. El objetivo es poder demostrar cómo muchas veces se pueden alcanzar, desarrollando habilidades y atravesando dificultades, desafíos que parecían inalcanzables. Voy a contar mi historia desde que arranqué en la empresa y también de cómo estoy situada hoy y cómo veo el futuro.

¿Cuál es la situación actual de Inalpa? ¿Pudieron alcanzar la meta de exportar el 30% de su producción, tal como había manifestado hace casi un año a un medio de Buenos Aires?

No, no se pudo alcanzar, estamos camino a eso. Hoy, estamos entre 10 y 12%. Falta mucho camino por recorrer. Sí se está abriendo la posibilidad de llegar a nuevos mercados, como China o Colombia, países a los que hoy no estamos exportando. Tenemos que seguir invirtiendo para bajar costos y ser más competitivos.

Justamente, usted cuando inauguraron, el año pasado, una nueva planta en Pavón Arriba, señalaba que producir su propia hojalatería le iba a permitir reducir costos y ser más competitivos…

Exacto. Y eso se logró.

Bien. Y en esa competencia, ¿qué papel les está jugando el tipo de cambio actual?

Y el tipo de cambio actual tendría que estar más elevado. El tipo de cambio de hoy perjudica la exportación. Hoy tendría que estar entre $ 11,50 o 12 para que podamos exportar. Por lo menos, en 11. Eso nos tira bastante para atrás. Hoy somos más competitivos que antes por esa inauguración e incluso tenemos perspectivas de seguir invirtiendo para bajar costos, pero creo que si hoy no exportamos entre el 20 o 25%, que era el objetivo, tiene que ver con el contexto que estamos atravesando y cómo está situado el tipo de cambio.

Con un dólar a $ 11, ¿esa meta del 20% en cuánto tiempo la podrían alcanzar?

Yo considero que los mercados se están desarrollando y la calidad del producto argentino es reconocida por lo menos en los países donde estuve, como por ejemplo en China. Yo te diría que si sube el tipo de cambio, en tres o cuatro meses podríamos estar exportando el doble de lo que exportamos hoy.

¿Cómo cree que va a actuar el ganador de las próximas elecciones respecto al tipo de cambio?

No veo que vaya a haber una liberación total, pero sí creo que habrá ajustes. Tiene que haber un ajuste del dólar, que va a ayudar a que podamos exportar. Independientemente de quién gane, creo que un ajuste va a haber. Tenemos muchas condiciones para ser competitivos, creo que va a haber una devaluación, más gradual o menos, pero después de las elecciones se va a devaluar.

Estas inversiones que ustedes van a concretar próximamente, ¿en cuánto dependen de una futura devaluación?

No lo ato a un ajuste en el tipo de cambio, sino que son decisiones de inversiones, así como hicimos la hojalatería. Porque yo estoy convencida de que nos vamos a abrir al mundo, por lo que tarde o temprano tenemos que estar preparados para competir, entonces, las inversiones son necesarias, más allá de si se devalúa o no, para bajar costos y ser lo suficientemente eficientes y competir con Brasil, por ejemplo. Para subsistir en el mercado nacional y sobre todo internacional, hay que ser eficientes y minimizar costos. Y para eso se requiere inversión.

¿Se puede adelantar en qué consisten las inversiones que tienen en mente?

Sí, son dos procesos que nos han quedado obsoletos, porque nosotros este año estamos cumpliendo 40 años. Y es tecnología que nos ha quedado vieja. Una parte responde a los autoclaves, que es donde se esterilizan y se cocinan los productos ya enlatados. Es un punto crítico de la producción. La idea es poder cambiar y modernizar tres de los seis autoclaves con el objetivo de obtener el doble de producción por hora. Porque estos tres que vamos a renovar producen más que los seis que tenemos. Y por otro, todo lo que se llama final de línea, que es la parte de etiquetado con la lata ya producida. Nosotros trabajamos con muchas marcas, además de la nuestra principal (Inalpa) y la tecnología que tenemos acá también está obsoleta. Eso hace que nuestros costos en esta parte sean muy altos.

¿Qué inversión demandaría la modernización de esta maquinaria?

Estamos hablando de unos 35 millones de pesos.

¿En qué plazos?

De acá a un año.

Fuente: En Foco XXI – Portal de los Pueblos

(Visited 76 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here