Lograr el objetivo propuesto desde Apla para generar armonía, seguridad social y trabajo digno es el trabajo que debe unirnos a toda la familia lechera hacia el futuro manifestó Oggero, mientras que Juan Manuel Otero avizoró un panorama grave a corto plazo, se vienen días de una lucha nada fácil dijo, pero al mismo tiempo de manera esperanzadora consideró que la lechería no tiene piso para crecer.

sosteniendo que quienes pierdan el egoísmo y hagan crecer la unión que se generó en Apla hacia adelante van a tener un buen futuro. «El destino no se escribe, se construye, ahí es donde debemos demostrar que somos capaces de construir un futuro, estamos generando un destino con futuro, si sabemos cuidar puede marcar un lindo camino, el oro no seca las lágrimas».

«Los dos conflictos que desde Apla se generaron fueron para pedir dialogo, las industrias nos contestaron redoblando la apuesta diciéndonos que ellos mandan, entonces hicimos lo que planteó el Papa Francisco, nos revelamos, esos movimientos nos dieron la fuerza para seguir peleando, mientras más integrantes de la familia lechera nos integremos, más rápido vamos a poder tener un futuro de certezas, como en Apla somos todos, de todos depende que podamos resolver la situación» sostuvo Daniel Oggero, quien al mismo tiempo convocó al trabajo entre todos para construir una lechería sustentable.

«Estamos peleando por algo que sobra, cuando en el mundo falta comida con guerras que amenazan con arrasar. O nos ponemos los pantalones largos o seguimos en la estupidez de autodestruirnos entre nosotros, son los dos caminos que tenemos para tomar, la decisión es de cada uno, Apla eligió ponerse los pantalones largos», concluyó Juan Manuel Otero.

Fuente: En Foco XXI – Regionalismo

(Visited 51 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here