Sostienen que si no mejora la producción se encontrarán pronto en la calle. En el Ministerio de Industria de la Nación les dijeron que el directorio nunca tuvo voluntad para continuar con la empresa. Los obreros realizaron una asamblea en las últimas horas.

El secretario de organización de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Villa Constitución, Pablo González, consignó que si la empresa Paraná Metal no sostiene el mínimo de producción el próximo 31 de octubre cerraría sus puertas. Este jueves hubo una asamblea de trabajadores porque advierten poco interés desde la patronal de continuar con el negocio.

El sindicalista manifestó que ayer mantuvieron una reunión con la empresa por  “versiones de que se estaba vaciando una cuchara y un horno por problemas técnicos”. Desde la empresa les comunicaron a la representación de los trabajadores “que tenía que ver con problemas técnicos y estaban esperando la reparación, pero que el tema de fondo del cierre o no de la planta estaba puesto en discusión” describieron.

El dirigente relató que la empresa envió al correo los telegramas con fecha 31 de octubre. Y manifestó: “La empresa está planteando que si para el 31 de octubre no mejora el escenario en cuanto a la carga de planta —tener mil toneladas de producción asegurada por mes— cierra”.

Los afectados por esta decisión serían unas 211 personas que trabajan actualmente en la planta.

González, también señaló que la empresa les informó que vienen desarrollando sus actividades a pérdida con un déficit que promedia los 4 millones de pesos, “con lo cual no pueden seguir con este contexto”.

En el mismo sentido, el metalúrgico  alertó que si bien “está claro que es un problema de producción”, observan “cierta apatía” de la empresa en su política comercial porque no buscan nuevos clientes.

También, recordó que se hicieron sondeos ante el Ministerio de Industria “pero desde allí dijeron que el directorio de Paraná Metal nunca tuvo la voluntad necesaria para continuar con el desarrollo de la planta y hubo muchos clientes que se presentaron y Paraná Metal no se presentó a las reuniones”.

Finalmente, acusó que esta situación  “denota poca actitud para seguir llevando adelante el negocio” concluyó Pablo González.

Paraná Metal es un fabricante argentino de productos metalúrgicos y autopartes para la industria automotriz.

La compañía está ubicada en la ciudad de Villa Constitución y produce piezas de fundición, tales como tambores y discos de frenos, bloques de motores y cubrerruedas, entre otros productos. La empresa forma parte del Grupo Indalo.

Fuente: En Foco XXI – Diario Cruz del Sur

(Visited 8 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here