Impulsada por el mercado interno, la actividad fabril provincial mostró signos de recuperación en la primera mitad del año aunque con una marcada heterogeneidad, según un informe de Fisfe. Crisis mundial y recesión brasileña empañan la reactivación. Problemas en GM, Paraná Metal y Vassalli.

Las políticas de ingreso como las paritarias, los planes oficiales que promocionan el consumo y fortalecen el mercado interno –como Ahora 12 y Renovate–, y los programas que buscan mantener activa la industria y la economía en su conjunto como el Procrear tuvieron un impacto positivo en la actividad fabril de la provincia, que pudo revertir la caída de los primeros meses del año y retomar la senda de crecimiento al trazar un balance de la primera mitad de 2015. Así lo reveló el último informe de coyuntura que divulgó la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe). Dicha reactivación, además, ayudó a preservar el empleo, según datos del Ministerio de Trabajo santafesino. No obstante, la producción muestra una marcada heterogeneidad, donde sectores ligados al mercado externo sienten el golpe de la crisis internacional y, sobre todo, de la menor demanda brasileña.

“La recomposición salarial concretada en los últimos meses, la recuperación observada en el sector de la construcción y los programas de financiamiento promocional, se encuentran traccionando positivamente a diversas industrias en Santa Fe”, señaló el documento sobre el estado de situación de la industria santafesina que elaboró Fisfe. De allí se desprende que la remuneración salarial promedio de los trabajadores registrados de la industria manufacturera provincial (unos 120 mil operarios, casi el 25 por ciento del total de los puestos laborales en blanco que hay en Santa Fe) creció poco más del 33 por ciento en el primer trimestre de este año.

En tanto, la construcción y actividades vinculadas volvieron a marcar dinamismo en la economía y el empleo provincial. Según los últimos datos del Indec a nivel país, la construcción creció casi 13 por ciento en julio en la medición interanual y marcó un récord histórico. Fue clave el plan oficial para edificar viviendas (Procrear), la obra pública y las grandes obras de infraestructura que impulsa el gobierno de Cristina Fernández.

El complejo industrial oleaginoso de la región tuvo un alza en los primeros seis meses del año del 1,3 por ciento en comparación con idéntico período de 2014. La cosecha récord incrementó los volúmenes de producción en las cerealeras del Gran Rosario, aunque “el panorama alentador se vio restringido por la caída de los precios internacionales” de los granos, de acuerdo al informe de Fisfe.

Otros sectores vinculados al mercado interno, como industria frigorífica, elaboración de bebidas, ciertos sectores metalmecánicos –como fabricación de aparatos de uso doméstico y línea blanca (lavarropas y heladeras)– mostraron en la primera mitad de 2015 mayores niveles de actividad con respecto al año anterior. “La importante contribución de estos sectores al producto bruto industrial de Santa Fe permitió moderar y revertir en el tercer bimestre los retrocesos anteriormente manifestados”, señaló el documento estadístico de la entidad provincial que preside Guillermo Moretti.

Por otra parte, el informe de Fisfe anotó como contrapartida que “la industria santafesina continua enfrentando un escenario externo desfavorable que se manifiesta en la retracción de la demanda brasileña, en procesos devaluatorios de la moneda nacional de varios países, entre ellos Brasil y China, en la sobreoferta mundial de productos de importantes sectores, y en la pronunciada caída de los precios internacionales de numerosos bienes integrantes de la oferta exportable de Santa Fe. Entre las industrias más afectadas se encuentran aquellas mayormente entrelazadas a la dinámica de los mercados externos”.

GM, Paraná Metal y Vassalli

La profundización de la crisis internacional, sumada a factores internos, afecta a determinados sectores industriales de la provincia. Mientras la molienda de soja se ubicó en niveles históricos, las exportaciones de biodiésel cayeron 65 por ciento en seis meses. La elaboración de leche creció en el semestre pero bajó en julio. El sector lácteo es uno de los más perjudicados por la caída de los precios internacionales y por el alto grado de concentración que exhibe la cadena de comercialización doméstica.

El derrumbe de la demanda brasileña derivó en un magro desempeño de las exportaciones de vehículos (caída del 53 por ciento en valor y volumen) y autopartes (retroceso del 12 por ciento en valor y 15 por ciento en volumen). El desacelere de ventas al mercado exterior también afectó a la producción de maquinaria agrícola santafesina, que en la primera mitad del año cayó 46 por ciento.

Por la sostenida caída de entrega de autos al mercado brasileño, la empresa General Motors anunció días atrás un parate de la planta industrial de Alvear para los cuatro lunes de septiembre, aunque la automotriz garantizó a los operarios el pago de salarios completos. Desde Smata, el gremio de los mecánicos, indicaron que esperan con expectativa el proyecto Fénix, el nuevo modelo que la empresa lanzará desde su plataforma regional.

La autopartista Paraná Metal viene de capa caída. La empresa del Grupo Indalo que fabrica piezas de motores anunció que si las ventas no repuntan cerraría sus puertas a fines de octubre. La UOM de Villa Constitución empezó a tirar lazos con el Ministerio de Trabajo nacional para buscar una salida a la crisis de la firma y así preservar las 180 fuentes laborales en riesgo.

“Acá hay una cuestión neta de producción. Esta empresa sólo produce 250 toneladas y para ser sustentable necesita producir mil toneladas” de autopartes, indicó Héctor Ibarra, secretario general de la UOM villense. Y, en declaraciones radiales, se quejó: “General Motors no compra nada en el país. Arman todos los vehículos con piezas que traen desde afuera. Todas las empresas de este rubro están sufriendo problemas similares”.

La fábrica de cosechadoras Vassalli, radicada en Firmat, comenzó a aplicar desde este mes un plan de reducción de la jornada laboral a la mitad para sus más de 500 empleados, que de todos modos continuarán cobrando la totalidad de sus salarios gracias al aporte nacional de los programas Repro. La retracción de ventas al mercado exterior, principalmente a Venezuela, fue el detonante de la decisión empresarial de achicar horas de trabajo.

Leve suba del empleo registrado

El empleo registrado en Santa Fe creció en el primer semestre de 2015 un 1 por ciento respecto a igual período del año anterior, informó el ministro de Trabajo de la provincia, Julio Genesini. “Lo importante es que se revirtió la tendencia”, destacó el funcionario y mencionó que la mejoría se comenzó a notar sobre el final de 2014.

“En el último trimestre de 2014 comenzamos a advertir un repunte en la generación de puestos de trabajo. Recordemos que en 2014 hubo una caída de 0,5 por ciento de los puestos de trabajo. Durante este año retomamos tasas positivas de crecimiento del empleo, que rondaron el 1 por ciento”, señaló Genesini en declaraciones radiales.

Sobre las expectativas para el próximo semestre, el ministro santafesino opinó que “todo análisis es provisorio en función de la economía mundial”. Y completó: “Entendemos que la situación se va a mantener en este clima. Pensamos que las empresas no van a tomar definiciones hasta que tengan un panorama económico. Estimamos que se va a mantener la situación hasta fin de año”.

Fuente: En Foco XXI – El Eslabón

(Visited 8 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here