Lo aseguró Rubén Whor al brindar detalles de las obras que están realizando y los trabajos a futuro. Estimó que si todo se da según las previsiones “a finales de 2016 se estaría permitiendo la radicación de empresas”. Los detalles se conocieron antes de recibir un subsidio del Gobierno Provincial que entregó el Ministro de la Producción, destinado la obra hídrica del Parque Industrial Ciudad de Esperanza.

El ministro de la Producción de Santa Fe, Carlos Fascendini, entregó este martes un Aporte No Reintegrable (ANR) destinado a la futura Área Industrial de Esperanza que “permitirá construir la primera etapa de la obra hídrica”. Así lo informó el empresario Rubén Whor, quien brindó detalles de las obras que están realizando y los trabajos a futuro. Estimó que si todo se da según las previsiones “a finales de 2016 se estaría permitiendo la radicación de empresas”.

Whor explicó en la CSC Radio que “desde el 2003 luego de que Santa Fe sufriera la inundación en cada emprendimiento a instalar interviene el organismo hídrico y en este caso como era un emplazamiento industrial se tuvo que hacer un estudio para conocer el comportamiento de ese terreno en los últimos 100 años respecto de inundaciones”. “El mismo reveló que en alguna oportunidad se produjo una inundación y ante ello la provincia nos obliga a realizar las obras pertinentes, que es sumamente importante en tamaño y en costo”, admitió.

Específicamente, “la obra completa tiene un presupuesto original de 32 millones de pesos, de la cual una cuarta parte se llamó a licitación a empresas de la ciudad resultando beneficiada la empresa Río Salado con un presupuesto de 12 millones 800 mil pesos para hacer esa primera etapa de la obra hídrica”.

“Afrontar ese monto es casi improbable con aportes propios de los fiduciarios que integramos el Área Industrial, y la provincia dispone desde algunos años de una herramienta crediticia a través del Promudi, que tiene una tasa de 12,5-13 por ciento anual con un año de gracia y a devolver en cuatro años. Además un 20 por ciento (alrededor de dos millones y medio de pesos) de ese préstamo la provincia lo entrega como ANR”, explicitó.

En cuanto a los trabajos concretos, detalló que “la obra hídrica llevaría 10 meses de trabajo e incluye soterramiento de caños y un sistema de exclusas para que el agua pueda salir del Parque pero que no pueda ingresar. Como el canal está muy cerca, también hay que hacer un terraplén e instalar las cañerías que llevaran el agua de lluvia de toda el área industrial al canal”.

En cuanto al resto de las obras, comentó que “ya comenzó a realizarse el acceso al Área Industrial que también requiere un visado de Vialidad, que presupone un ingreso especial contemplando cuestiones de seguridad por la circulación de camiones, entre otras”. “El trabajo en la traza vial tiene un tiempo estimado de trabajo de 60 días, que ya se arregló también con la empresa Río Salado, y se estima que en ese tiempo ya estará terminado el acceso”, agregó.

“Paralelamente hay dos obras para la distribución eléctrica: una extra muro que es la que llega desde la estación transformadora hasta el área industrial lo que lleva un cable que conducirá 33.000 voltios y que ya se compró gracias a un aporte de 1,3 millones de pesos que hizo el gobernador. El proyecto ejecutivo lo está realizando Sebastián Bessone para realizar el soterramiento de ese cable”, mencionó.

A ello, añadió que “la otra obra necesaria es intra muro, para distribuir la energía a cada emplazamiento dentro del área industrial y tendría hoy un presupuesto de entre 14 y 16 millones de pesos que sería la próxima inversión económica y para la cual tendremos que salir a buscar alguna herramienta crediticia”.

 El aporte de la Nación

Consultado por la posibilidad de conseguir créditos de la Nación, Whor explicó que “desde hace no menos de dos años se vienen manteniendo reuniones con el gobierno nacional porque tiene herramientas para este tipo de parques o áreas industriales y es de público conocimiento la entrega de aportes a otros parques mientras a nosotros nos pasan de largo”.

Ante ello, señaló que “al tener forma de fideicomiso, esta figura no es sujeta a recibir ANR según la normativa de Parques Industriales de la Nación. Nos reconocen, nos dan el Rempi que vendría a ser como nuestro DNI como Parque Industrial pero nos reconocen como parque privado lo que nos limita para conseguir los aportes no reintegrables que tiene la Nación que son de tres millones por proyecto ejecutivo que se presente”.

No obstante, informó que “en la última reunión con el Ministerio de Industria que fue hace 15 días, luego de haber solicitado la intervención de todos los actores que nos podían acompañar en este pedido, hemos tenido un avance de poder revertir esto para que nos reconozcan como un parque público”. “Esto requiere la realización de algunos cambios administrativos para lo cual ya se convocó a la próxima asamblea”, adelantó.

 Actualidad y futuro

El empresario comentó que el Parque “está integrado por 126 empresas más el municipio, haciendo un aporte económico de un peso por metro cuadrado que es la capacidad de repago que tiene el área industrial hoy para poder hacer frente a las obras y a la devolución de los créditos. Ese aporte se tendrá que aumentar seguramente, definido por asamblea. Son 550 mil metros cuadrados para urbanizar con requerimientos industriales”.

Estimó que de cumplirse las previsiones, “a finales de 2016 ya se estaría permitiendo la radicación de empresas, siempre que se consiga terminar la obra eléctrica en su totalidad, además del ingreso terminado, la obra hídrica concluida y las calles abiertas que lo haría la Municipalidad”.

Consideró que “el traslado de las empresas será en beneficio de las industrias y también de los vecinos y la ciudad” por ello “esto requiere una mirada diferente en lo urbano por lo tanto hay que trabajar mancomunadamente con todas las normativas municipales y provinciales para hacer bien las cosas”.

Por ultimo contó que la distribución de los lugares de cada empresa dentro del parque se realizó en el proyecto ejecutivo inicial a cargo de la Universidad Católica de Santa Fe, con una distribución por rubros y luego se realizó por sorteo cada lugar de cada empresa. También destacó que dentro de área industrial hubo muy poca morosidad, pese a la situación económica que no es de las mejores, y eso nos alienta mucho.

Fuente: En Foco XXI – Esperanza Día x Día

(Visited 158 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here